Local

El sueño que se hizo realidad

Seis jóvenes de El Vacie y Polígono Sur estrenaron ayer en el TNT ‘Sueño de una noche de verano’.

el 11 may 2011 / 21:52 h.

TAGS:

Los seis jóvenes, junto a la actriz Marga Reyes (a la derecha), en un momento de la representación de la adaptación de ‘El sueño de una noche de verano’, de William Shaskepeare

Herminia está enamorada de Lisandro, Demetrio a su vez lo está de Herminia, pero Helena quiere a Demetrio. Es el sueño de una noche de verano, de William Shaskepeare, la clásica obra del dramaturgo inglés que ayer llevaron seis chavales del Polígono Sur y El Vacie a las maderas del teatro sevillano TNT .

Y lo hicieron con todo el arte del mundo, con la espontaneidad que da la juventud y, además, con aires flamencos propios de la adaptación llevada a cabo por Pepa Gamboa y Antonio Álamo, directora ella y dramaturgo él. Se trata de un proyecto de la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social, con fondos europeos. "Para representar la obra han tenido que trabajar muy duro, esto no es flor de un día", comentó antes del estreno la consejera, Micaela Navarro.

Pero los artífices, los verdaderos protagonistas, son estos jóvenes, que han hecho del teatro una afición para que nadie les vuelva a hablar de exclusión social. Cómo Jesús Jiménez, estudiante de primero de ESO, y que lleva bailando en la calle desde siempre. Interpreta al duende Puck, que engatusa a las chicas para cumplir los objetivos de su amo Obrerón. "Es un poco gamberro, se parece a mí", dice Jesús, que muestra un desparpajo en el escenario propio de quién lleva años en el mundillo.

Déborah Álvarez es Helena. Su orgullosa abuela, Matilde Álvarez, que es mediadora en El Vacie, relata de ella que "es muy inteligente, le gusta de verdad el teatro y vamos a apoyarla". Lo mismo piensa Encarnación Imanol, la madre de Mercedes Amador, de 16 años. Su hija interpreta a Helena y, además "canta que te mueres", cuenta emocionada.

Demetrio es Jordi Moya, de 15 años, que ha cambiado la calle por las cuatro horas diarias de ensayo. Igual que Lisandro, Pedro Flores, o Rocío Rivas, la peculiar y encantadora Herminia.

Minutos antes del estreno todos ellos estaban nerviosos, casi eufóricos, era la primera vez que iban a representar la obra delante del público. Pero bajo los focos se mostraron seguros, marcando el ritmo y dando vida, desde el aula que hacía de decorado, a los personajes de Shaskepeare. En el fondo representaban el papel de ellos mismos, pues la adaptación era la fantasía veraniega de seis chicos de El Vacie y del Polígono Sur, un sueño cumplido.

Lo mejor es que esto no acaba aquí. El 24 de junio representarán su obra nada más y nada menos que en Liverpool, en el Instituto de Artes Escénicas (LIPA), que está patrocinado por Paul McCartney, y seguro que no dejan indiferente a nadie. Luego les espera una gira por España, con parada en el prestigioso Festival de Teatro Clásico de Alcalá de Henares (Madrid). Así que mucha mierda, como se suelen desear suerte los actores, para estos seis jóvenes.

  • 1