Local

El Supermartes más reñido de la historia de Estados Unidos

EEUU, desde Alaska a Nueva York, celebró la pasada madrugada un Supermartes no apto para cardíacos, con primarias en 24 estados. La jornada fue de las más reñidas de los últimos tiempos, sobre todo en los demócratas, con el empate técnico entre Clinton y Obama.

el 14 sep 2009 / 23:42 h.

TAGS:

EEUU, desde Alaska a Nueva York, celebró la pasada madrugada un Supermartes no apto para cardíacos, con primarias en 24 estados. La jornada fue de las más reñidas de los últimos tiempos, sobre todo en los demócratas, con el empate técnico entre Clinton y Obama.

Sin embargo, los analistas precisaron que esta disputa tan reñida haría que, por primera vez, el Supermartes no fuera tan decisivo y que, sobre todo los candidatos demócratas, tengan que esperar a primarias posteriores.

Hasta 24 estados, entre ellos California, que por su tamaño era el premio gordo del día, expresaron su opinión en la carrera por ser candidato a la Casa Blanca. Las expectativas se reducían a Hillary Clinton y Barack Obama por los demócratas, y John McCain y Mitt Romney por los republicanos.

El pistoletazo de salida lo dió el sudeste asiático, por el cambio horario y, después, le siguieron todos los locales electorales en los 24 estados, que protagonizaron la mayor votación simultánea en la historia del país. Georgia fue el primer estado en terminar de votar, sobre la una de la madrugada, mientras que el último fue California, a las cinco de la noche.

Obama y Clinton, que desde el primer día libran un cuerpo a cuerpo sin precedentes en la historia electoral del país, llegaron a la cita con un empate técnico, según los sondeos. El último, el de la CNN, demostró que Obama (49%) se había recuperado en intención de voto hasta el punto de superar a Clinton (46%).

Los analistas indicaron antes del recuento, que al cierre de esta edición aún no había comenzado, que los delegados estarían repartidos. La pugna es tal que hablaban incluso de que la Convención Demócrata de Denver, a finales de agosto, se convirtiera en una convención abierta, es decir, en una reunión en la que no se proclama al candidato, sino en la que se decide quién es el candidato, algo que ocurrió por última vez en el año 1952.

Los menos agoreros, que saben que este sistema no da buenos resultados a los que así son elegidos, insisten en que aún hay campaña más allá del Supermartes para marcar diferencias. Estas distancias sí que se podrían ver en los republicanos, ya que McCain partía como claro favorito. El sondeo de CNN le otorgaba el 45% de la intención de voto frente a Mitt Romney (24%). El Supermartes es clave porque elige al 40% de delegados que elegirán su candidato.

El estado más apetitoso era California, con 441 representantes demócratas y 173 republicanos. Le siguen en importancia Nueva York, que es el feudo de Clinton, e Illinois, que es territorio dominado por Obama.

  • 1