Local

El Supremo abre el debate del uso de armas

El Tribunal Supremo de EEUU revisará por primera vez en 70 años si la prohibición de llevar armas cortas, vigente en varios estados y en Washington DC, es incompatible con la Constitución del país. La expectación es máxima, ya que se va a abordar uno de los temas que más controversia despierta en el país.

el 14 sep 2009 / 20:31 h.

TAGS:

El Tribunal Supremo de EEUU revisará por primera vez en 70 años si la prohibición de llevar armas cortas, vigente en varios estados y en Washington DC, es incompatible con la Constitución del país. La expectación es máxima, ya que se va a abordar uno de los temas que más controversia despierta en el país.

Históricamente el derecho a llevar armas se ha defendido apelando a la famosa segunda enmienda de la Constitución norteamericana, que reza lo siguiente: (...) "siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas". Por ello, el Alto Tribunal tendrá ahora que decidir si este artículo protege el derecho de los ciudadanos a poseer armas o, por el contrario, establece el derecho colectivo de los estados a mantener milicias.

El Supremo anunció ayer que revisará una sentencia de la Corte Federal de Apelaciones, en la que se establece que el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital de EEUU, no puede prohibir a los ciudadanos llevar armas, basándose en la segunda enmienda. Los responsables del Distrito, sin embargo, defienden su derecho a prohibirlo, y temen que la interpretación que ha hecho la Corte Federal de Apelaciones pueda obligarles a derogar la ley que prohíbe el uso de pistolas y revólveres en la ciudad desde hace 31 años.

guardia de seguridad. La disputa tiene su origen en una demanda que fue presentada por un guardia de seguridad, después de que el Distrito de Columbia rechazara su solicitud de guardar su pistola en su casa para poder protegerse si fuera necesario, tal y como establece la ley de la capital. Chicago tiene una legislación similar, pero pocas otras prohibiciones sobre armas de fuego son tan estrictas como la de Washington DC.

El Supremo emitirá su sentencia en un momento decisivo de la política estadounidense que está ya centrada en las campañas electorales y que tendrá un jugoso tema que polarizará los debates.

Los partidarios de controlar el uso de las armas argumentan que la enmienda fue establecida para asegurar que los estados puedan mantener milicias, en respuesta al miedo que tuvieron en el siglo XVIII de tener que hacer frente a un Gobierno federal todopoderoso. Mientras, aquellos que están a favor del derecho a estar armados argumentan que el artículo en cuestión otorga a los ciudadanos el derecho llevar armas para uso privado, incluido para la defensa propia.

La última decisión del Supremo sobre esta materia data de 1939 sobre un caso sobre una escopeta recortada. Entonces se apoyó la teoría del derecho colectivo pero no se resolvió el fondo de la cuestión, según varios expertos en derecho constitucional. El propio presidente del Tribunal, John Roberts, dijo en la audiencia de confirmación de su nombramiento en 2005 que la "correcta interpretación del segundo artículo de la Constitución es todavía un tema pendiente".

  • 1