Local

El Supremo admite la tercera querella contra el juez Garzón

Le acusan de prevaricación por pedir escuchas a los cabecillas del ‘Gürtel'.

el 25 feb 2010 / 20:26 h.

TAGS:

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, ayer en Madrid.

El Tribunal Supremo admitió ayer a trámite la tercera querella contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, esta vez la de un abogado de un imputado en el caso Gürtel por presunta prevaricación al ordenar la grabación de las comunicaciones en prisión de los cabecillas de la trama.


La querella se admite a pesar de que la Fiscalía Anticorrupción y el juez que instruye el caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, avalaron las escuchas acordadas en su día por Garzón


Así lo acordó la Sala de lo Penal del Supremo en un auto, en el que indicó que no existen razones suficientes "para excluir con toda certeza" la hipótesis de la existencia de los delitos de prevaricación y de otro cometido por una autoridad contra la garantía constitucional de la intimidad incluidos en la querella. El Alto Tribunal concluye que las "hipótesis incriminatorias" planteadas por el abogado que ha presentado esta querella, Ignacio Peláez, "no parecen hasta tal punto absurdas y carentes de sentido que hayan de ser sin más desestimadas". De esta manera rechaza los argumentos de la Fiscalía, que se opuso a la admisión de esta querella al considerar que los hechos no son constitutivos de delito y que el querellante no está legitimado para ejercer la acusación particular en este asunto.


Para la Fiscalía esta querella es una "maniobra procesalmente fraudulenta" con la que se pretende hurtar a los Tribunales competentes la decisión sobre la ilicitud o no de estas pruebas, lo que el Supremo niega porque cree que "lo irregular y evidentemente censurable" sería precisamente lo contrario, pretender excluir la posibilidad de un pronunciamiento sobre la existencia o no de delito.


Tras recibir la notificación, Garzón aseguró al diario El País que va a seguir "trabajando por la justicia". "No me voy a marchar. Soy absolutamente inocente y lo voy a demostrar", aseguró el juez de la Audiencia Nacional.


impuesto revolucionario. Garzón, que continuó con normalidad su jornada laboral en la Audiencia Nacional, comunicó ayer a las hermanas Blanca Rosa y María Isabel Bruño Azpiroz su procesamiento por haber cedido a la extorsión de la organización terrorista ETA pagando voluntariamente el denominado "impuesto revolucionario". El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, que procesó a las dos industriales el pasado 16 de febrero, realizó este trámite tras tomarles ayer declaración.


Las hermanas Bruño Azpiroz, socias de las empresa Andrés Bruño e Hijos, están imputadas por la Audiencia Nacional por un presunto delito de colaboración con organización terrorista por abonar 6.000 euros a la banda "voluntariamente" y "sin coacción". Sus nombres aparecieron en una carta intervenida en abril de 2008 al ex jefe del aparato político Francisco Javier López Peña Thierry en la que éste les agradecía su aportación "por la libertad de Euskal Herria".
Garzón entiende que, "sin coacción ni amenaza acreditada de por medio", las hermanas Bruño Azpiroz "hicieron efectiva una cantidad que la organización recibió para los fines delictivos a los que se dedica".


"Este pago, pese a ser negado por las imputadas, lo cierto es que, según la carta intervenida a ETA, fue realizado presuntamente en concepto de la aportación voluntaria y, por ende, entra en la categoría de acto de colaboración con apariencia delictiva", señaló el juez.

  • 1