Local

El Supremo condena a un hombre que intentó violar a una mujer delante de su hijo

El Tribunal Supremo ha confirmado en todos sus extremos la sentencia de la Audiencia de Sevilla que impuso seis años y cuatro meses de cárcel a un hombre que golpeó e intentó violar a una mujer en presencia de un hijo de 2 años de la víctima.

el 16 sep 2009 / 05:13 h.

TAGS:

El Tribunal Supremo ha confirmado en todos sus extremos la sentencia de la Audiencia de Sevilla que impuso seis años y cuatro meses de cárcel a un hombre que golpeó e intentó violar a una mujer en presencia de un hijo de 2 años de la víctima.

El Supremo, en un auto al que ha tenido acceso Efe, desestima el recurso del acusado J.A.S.T., cuyo abogado alegó que no existían pruebas suficientes contra él y que cuando la Policía llegó al lugar de la agresión "estaba golpeando a la víctima, pero no estaba intentando abusar sexualmente de ella".

Los hechos ocurrieron el 29 de junio de 2007, cuando el acusado conoció en un bar de la barriada sevillana de Torreblanca a la denunciante y la invitó a su casa, alegando que allí podría encontrarse con su ex compañero sentimental, del que la mujer llevaba quince días separada por una discusión.

Tras pasar por la vivienda de la mujer para cambiarse de ropa y recoger algunos objetos de su hijo de 2 años, que la acompañaba, se trasladaron al domicilio del acusado, donde estuvieron viendo la televisión y bebiendo mientras el niño se entretenía con unos juguetes.

Hacia las 2 de la madrugada, al percatarse la víctima de que su ex pareja no iba a acudir, se sintió engañada, abandonó la casa y con una piedra rompió un cristal, lo que dio lugar a una discusión entre ambos en la que el acusado "reaccionó de forma totalmente violenta" y "comenzó a propinar patadas y puñetazos" a la víctima, a la que arrastró al interior sujetándola por el pelo.

Añade la sentencia que, una vez dentro del piso, el acusado siguió golpeando a la mujer, que cayó al suelo, y con ánimo libidinoso le levantó la falda hasta el pecho, le bajó la ropa interior y se colocó a horcajadas sobre ella, posición en la que fue sorprendido por la Policía, a la que habían avisado los vecinos.

En todo este proceso, el hijo de la mujer se encontraba llorando al fondo del pasillo, según la sentencia de la Audiencia.

Ahora, el Supremo rechaza todos los motivos del recurso del acusado y explica que los agentes de la Policía Nacional "describieron de forma contundente y coincidente la situación en que se encontraba la víctima (bragas bajadas hasta la rodilla, vestido subido hasta la altura del pecho) y el acusado encima de ella desnudo".

La víctima se encontraba "en una situación en la que podía oponer escasa resistencia "por los golpes que estaba recibiendo y la inmovilización a la que estaba sometida, pues además el acusado estaba sentado a horcajadas sobre ella y con una mano le sujetaba el cuello", dice el Supremo.

En la conducta descrita "difícilmente es entendible otro propósito que no fuera de contenido sexual" y, "si no llegó a consumarse el acceso carnal, fue gracias a la aparición de los agentes", según el alto tribunal, que desestima todos los motivos del recurso.

La condena contra J.A.S.T. incluye cuatro años de cárcel por agresión sexual en tentativa y 21 meses por un delito de lesiones, si bien la pena es sensiblemente inferior a los 16 años de cárcel que pidió el fiscal porque la Audiencia no consideró demostrado un delito de secuestro.

  • 1