Local

El Supremo defiende los temas de género de EpC

El Supremo ha enmendado la plana al TSJA al avalar los currículos de Educación para la Ciudadanía marcados por la Junta de Andalucía. El Alto Tribunal andaluz dijo que las referencias a la diversidad sexual fijadas en la comunidad "transgredían la neutralidad ideológica" pero el TS cree que en absoluto colisionan "con el derecho a la libertad ideológica y religiosa".

el 16 sep 2009 / 05:06 h.

TAGS:

El Supremo ha enmendado la plana al TSJA al avalar los currículos de Educación para la Ciudadanía marcados por la Junta de Andalucía. El Alto Tribunal andaluz dijo que las referencias a la diversidad sexual fijadas en la comunidad "transgredían la neutralidad ideológica" pero el TS cree que en absoluto colisionan "con el derecho a la libertad ideológica y religiosa".

Según la sentencia del Supremo conocida ayer, las órdenes de la Consejería de Educación de Andalucía que desarrollan los currículos de Primaria y ESO son conformes a derecho en relación con la asignatura obligatoria de Educación para la Ciudadanía (EpC). De esta forma, acepta los recursos de casación que interpusieron la Fiscalía, la Junta de Andalucía y la Abogacía del Estado contra el fallo de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad (TSJA), que en abril de 2008 declaró la nulidad de determinadas alusiones a la diversidad sexual, entendiendo que "rebasaban el ejercicio de la enseñanza y transgredían la neutralidad ideológica".

El Supremo niega la mayor; no cree que estos temas "persigan introducir una determinada ideología de género". Lo que busca este temario, puntualiza el TS, es "comprobar el conocimiento y comprensión de los elementos que distinguen la condición de ciudadano en el Estado social y democrático de derecho", que es precisamente la base sobre la que el Ministerio de Educación creó la asignatura, a instancias de la Unión Europea. "Tales objetivos -prosigue el fallo- no puede decirse que desborden los límites de la intervención administrativa en la enseñanza ni que su ejercicio, referido a la difusión de valores constitucionales, colisione con el derecho a la libertad ideológica y religiosa". Es por ello que insiste en que no es "cuestionable" el carácter constitucional de la asignatura.

En todo caso, abunda más aún, estas concepciones "diferentes" de la sexualidad son "el reflejo del pluralismo existente", aunque deben expresarse siempre "con neutralidad y sin adoctrinamiento". En eso es prudente el Supremo pues, pese al espaldarazo a la Junta, recuerda que tanto los proyectos de cada centro como los textos empleados por los docentes "deben eludir cualquier intento de adoctrinamiento en la exposición de contenidos, que han de reflejar con objetividad el pluralismo" de una sociedad.

La resolución de ayer no cierra, sin embargo, la guerra por EpC, ya que hace un mes el TSJA admitió a trámite otro recurso contra esta asignatura impuesto por una familia de Bollullos (Huelva) para impugnar los contenidos de un manual de la editorial MacGraw Hill por dar una "visión relativista" del ser humano y abordar la sexualidad desde "la ideología de género". El autor del texto y la Junta defienden su redacción.

  • 1