Local

El Supremo justifica los insultos a un exconsejero en el ardor de las elecciones

Absuelve a un exdirigente del PP que llamó “borracho indecente” a Vallejo en un mitin y a dos jóvenes por repartir pasquines llamándole “ligón baboso"

el 01 feb 2012 / 20:26 h.

TAGS:

El exconsejero de Obras Públicas en el 2000, Francisco Vallejo.

El Tribunal Supremo ha absuelto al que fuera secretario general del PP en La Carolina (Jaén), Antonio Rodríguez Serrano, y a dos jóvenes, vinculadas a éste, por un delito de "intromisión en el honor" contra el exconsejero de Obras Públicas, Francisco Vallejo. El pleito se remonta al año 2000, cuando Vallejo ostentaba también el cargo de secretario general del PSOE en el municipio jiennnese. Fue durante las elecciones municipales de aquel año, en un acto de cierre de campaña, cuando el líder popular se refirió a Vallejo como "un borracho indecente que no merece ser alcalde de La Carolina". Rodríguez Serrano había sacado aquel comentario de un foro de internet del diario El Mundo, y así lo explicó su abogado ante un juez de primera instancia. El tribunal consideró que esa línea de defensa "rozaba el absurdo" y condenó al demandado a indemnizar a Vallejo con 5.000 euros.

En la misma denuncia, el exconsejo incluyó a las dos hijas de un amigo de Rodríguez Serrano, a las que acusó de haber repartido octavillas por el pueblo (incluida la sede del PSOE y la casa de la familia de Vallejo) donde se reproducía la página de internet con imputaciones "igualmente ofensivas realizadas por terceras personas". Los pasquines incluían comentarios del tipo: "me dieron detalles de este responsable público que bien achispao y ejerciendo de ligón baboso suele alternar con su conductor o algún otro subordinado hasta altas horas de la noche en la discoteca Viapol" o "Chaves, cuidadín cesa ya a tu Bartolín". Las dos jóvenes fueron condenadas igualmente en primera instancias a indemnizar a Vallejo con otros 5.000 euros por vulnerar su derecho al honor y atentar contra su imagen. Posteriormente la Audiencia Provincial de Sevilla absolvió a los tres demandados. El exconsejero elevó el caso al Supremo, que acaba de declinar las acusaciones del socialista.

El fallo mide el pulso entre la libertad de expresión y el derecho al honor, y se inclina por la primera. El Supremo considera "relevantes y de interés" los comentarios de los pasquines, aceptan la "intención crítica" de los mismos en el "contexto de la confrontación propia de toda campaña electoral". El fallo asume que "muchas palabras pudieran tener un sentido ofensivo aisladamente consideradas", pero concluye que "en su conjunto y puestas en relación con el contexto (en que se acentúa la agresividad verbal y escrita de unos partidos contra otros), perdían ese carácter".

  • 1