Local

El Supremo rebaja la condena a un violador por el retraso del juicio

El Tribunal Supremo ha rebajado de once a ocho años la condena que la Audiencia Provincial de Almería impuso inicialmente a un hombre por violar y encerrar a la mujer de un amigo en 2001 porque el juicio por estos hechos tardó en celebrarse más de cinco años.

el 15 sep 2009 / 04:51 h.

TAGS:

El Tribunal Supremo ha rebajado de once a ocho años la condena que la Audiencia Provincial de Almería impuso inicialmente a un hombre por violar y encerrar a la mujer de un amigo en 2001 porque el juicio por estos hechos tardó en celebrarse más de cinco años.

El agresor, Juan Pedro M.L., fue condenado en un principio por la Audiencia Provincial de Almería, en junio de 2007 a cinco años de prisión por un delito de agresión sexual y a otros cuatro años de cárcel por detención ilegal. El acusado también fue condenado al pago de una multa de 540 euros y de una indemnización de 6.500 euros a su víctima. En el proceso judicial se estimó la atenuante de embriaguez, ya que cuando se produjo la agresión, el condenado había ingerido bebidas alcohólicas.

Los hechos tuvieron lugar el 21 de agosto de 2001, cuando la víctima y su compañero sentimental se encontraban en el domicilio de Juan Pedro, en Tabernas (Almería), ingiriendo bebidas alcohólicas.

En un momento en que la pareja de la mujer se había retirado de la estancia, el individuo requirió a ésta que realizara el acto sexual. María no accedió a su petición y fue en ese momento cuando Juan Pedro la empujó, la introdujo en un cuarto y la violó.

Cuando la víctima se deshizo de su agresor y pudo salir de la habitación, cogió su móvil e intento llamar a la Guardia Civil. Juan Pedro la golpeó y ella se refugió en el cuarto de baño, donde el hombre la encerró.

La mujer intentó salir del cuarto de baño por la ventana pero se hirió la pierna. Finalmente sus gritos consiguieron alertar a los vecinos que llamaron a los agentes de la Guardia Civil de Almería.

Dilaciones judiciales. La causa por estos hechos comenzó a tramitarse el mismo día en que tuvieron lugar y dos días más tarde se decretó el ingreso en prisión del agresor. No obstante, desde el día 29 de julio y hasta el 2 de noviembre de 2004 la causa permaneció prácticamente paralizada mientras se practicaban los informes sobre los daños físicos y mentales sufridos por la víctima.

Una vez dictado el procesamiento de Juan Pedro, que por entonces había sido puesto en libertad y se encontraba en paradero desconocido, la causa siguió parada hasta que se concluyó el sumario el 16 de junio de 2006. En el ínterin, María amplió la denuncia contra su marido, que no obstante fue absuelto del delito de omisión de socorro.

Según consta en la sentencia del alto tribunal, una queja de la víctima sobre el retraso que estaba sufriendo el proceso, motivó que el propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) metiera prisa al titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería en marzo de 2005 pero, a pesar de ello, éste no concluyó la instrucción de la causa hasta el mes de junio de 2006, más de un año después.

La Audiencia de Almería recibió la causa el 12 de julio de ese mismo año y la vista oral no se celebró hasta pasados diez meses. La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Perfecto Andrés, estima la aplicación de dilaciones indebidas en esta causa aunque, "dada la notable gravedad de los hechos", reduce la condena tan sólo un grado, por lo que Juan Pedro fue condenado finalmente a cinco años por la violación y otros tres por la detención ilegal de María.

  • 1