Local

El sur de Pakistán sigue en alerta donde se han inundado 90 aldeas

El Gobierno y los expertos culpan de las riadas a la falta de infraestructuras.

el 21 ago 2010 / 20:57 h.

TAGS:

Paquistaníes afectados por las inundaciones huyen hacia lugares más seguros.

Durante siglos adorado, temido y cuna de culturas, el río Indo, que ayer anegó otras 90 aldeas en el sur paquistaní, se ha convertido esta vez en una trampa, con un deteriorado e insuficiente sistema de presas y canales que no ha servido para detener los efectos de las inundaciones.

Aunque el nivel de las aguas desciende ya en la mayor parte del país, el Indo inundó ayer otras 90 localidades en el sur, donde sigue la situación de alerta por el desplazamiento de un gran caudal hacia la presa de Kotri, última protección antes de llegar al delta y desembocar en el mar Arábigo, explicó una fuente oficial.

Para alcanzar este punto, el río recorre 3.180 kilómetros desde su nacimiento en el Tíbet, cruza la Cachemira india y el norte paquistaní, en el que unas lluvias monzónicas excepcionales embarraron las aguas de sus afluentes y desbocaron al Indo en todo su recorrido por Pakistán.

Calificada como la mayor catástrofe natural de la historia de la República Islámica, las peores inundaciones en los últimos 80 años en el territorio o una tragedia mayor en cuanto a damnificados -1.500 muertos y 20 millones de afectados- que el tsunami de 2004 que arrasó el sureste de Asia, los expertos atribuyen la crisis al monzón.

No obstante, muchos también creen que las infraestructuras de protección eran insuficientes, como el primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, quien aseguró que de haber estado construido el embalse de Kalabagh, en la provincia de Punjab (este), las aguas no habrían devastado las llanuras de esta región hasta el sur. El proyecto, impulsado por el régimen del ex jefe del Ejército Pervez Musharraf, fue guardado en un cajón por las discrepancias de las provincias. "Las decisiones en asuntos vitales de este tipo deberían relegarse a la sabiduría de los ingenieros", expuso en el rotativo paquistaní Dawn el profesor de la Universidad Quaid-e-Azam Mushtaq Gaadi. Gaadi sostuvo que "el control del caudal del río a través de estructuras es la mejor manera posible de evitar las inundaciones" y lamentó que haya "pruebas escandalosas" de que los sistemas existentes y la gestión de los mismos "han causado parcialmente y exacerbado el problema de la inundación".

  • 1