sábado, 19 enero 2019
21:49
, última actualización
Economía

El tabaco de contrabando deja en el fisco andaluz un agujero de 270 millones

La Mesa del Tabaco, que inicia hoy una campaña para explicar los efectos de comprar tabaco ilegal, afirma que se podrían crear 22.000 empleos si tributase. La venta legal de cigarrillos bajó en Sevilla en julio un 6% respecto al mismo mes de 2013, lo que situó a la provincia a la cabeza del descenso en la comunidad.

el 08 sep 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Los estanqueros están sufriendo las consecuencias del aumento del tabaco de contrabando. / EFE Los estanqueros están sufriendo las consecuencias del aumento del tabaco de contrabando. / EFE El alarmante aumento del consumo de tabaco de contrabando en provincias como Sevilla y Cádiz ha provocado que la Mesa del Tabaco ponga en marcha desde hoy una segunda campaña informativa en Andalucía para concienciar al fumador de que comprar cigarrillos ilegales tiene efectos muy negativos para la sociedad. Las arcas públicas, por ejemplo, dejan de ingresar impuestos. En Andalucía el contrabando deja un agujero en el fisco de 270 millones de euros, «con los que se podrían crear 22.000 empleos». Esto es lo que asegura Juan Páramo, portavoz de la Mesa del Tabaco –formada por agricultores, fabricantes, distribuidores, estanqueros, fabricantes de máquinas expendedoras y sindicatos– y es lo que reza en uno de los mensajes de la campaña informativa que desde hoy y hasta dentro de un mes se verá en los medios de comunicación. En la comunidad andaluza el 38,4 por ciento del tabaco que se consume «no es doméstico», es decir, que no tiene precinto fiscal de España y procede en su mayoría del contrabando y, en menor medida, puede haber sido comprado legalmente en otros países o en establecimientos libres de impuestos. En Sevilla, la incidencia de este tabaco que no paga impuestos alcanzó el 39,4 por ciento del total consumido, según el sector, que intenta luchar contra la permisividad social. Su objetivo es «desincentivar su demanda», esto es, «desnormalizar» la compra de cajetillas fuera de estancos o máquinas expendedoras. De hecho, los estanqueros son uno de los grandes perjudicados por este fenómeno en auge. Y para ejemplo –según Páramo– está Algeciras, «donde había nueve estancos y ya sólo quedan tres». «No se puede competir con el precio del tabaco ilegal y por primera vez están cerrando estancos», subrayó el portavoz de la Mesa del Tabaco, quien avanzó que la campaña también estará presente en los estancos. La venta ilegal de tabaco pasó de representar en Sevilla el cuatro por ciento del consumo de tabaco en 2009 al 39,4 por ciento en 2013, según la encuesta realizada por IPSOS con cajetillas de tabaco vacías arrojadas por los consumidores a las papeleras, basura o el suelo. En Cádiz, esta cifra alcanza el 40,6 por ciento. En 2008, año del inicio de la crisis, los estancos vendieron en Sevilla 176 millones de cajetillas de tabaco, un 54 por ciento más que en 2012. Y la caída continúa. Según el Comisionado para el Mercado del Tabaco, dependiente del Ministerio de Hacienda, el pasado julio esta venta bajó otro 6,04 por ciento en la provincia respecto al mismo mes del año anterior. Se vendieron 37 millones de cajetillas, frente a las 39,6 de 2013. En euros supuso pasar de unas ventas de 168,3 millones a 162, cayendo el 3,75 por ciento. Campaña de la Mesa del Tabaco. Campaña de la Mesa del Tabaco. Sevilla es la provincia con un mayor descenso de las ventas de cigarrillos en julio, seguida de Cádiz (4,66%) y Huelva (3,80%). La Mesa del Tabaco denuncia que el menudeo de este producto es el último eslabón de un negocio muy lucrativo manejado por mafias y que los puntos de venta ilegales ofrecen el tabaco a los menores con total impunidad. El objetivo de la campaña es «abrirle los ojos» al comprador de tabaco ilegal para que entienda que esa práctica daña a la economía del país, facilita el acceso de los menores al tabaco y financia mafias internacionales relacionadas con el tráfico de drogas, armas, prostitución y hasta terrorismo, según el portavoz de la Mesa del Tabaco. Páramo destacó que el sector está comprometido a luchar contra el comercio ilícito y que esta campaña es un paso más en los trabajos con todas las administraciones afectadas para minimizar su impacto. Por eso aplaudió que el Gobierno haya decidido modificar la Ley de Represión del Contrabando para endurecer las infracciones administrativas de contrabando y sus sanciones. En el conjunto de España, el consumo de tabaco ilegal se situó en el último ejercicio en el nueve por ciento, según el último estudio sobre comercio ilícito elaborado por KPMG. Con estas tasas, el Estado dejó de recaudar 718 millones de euros en 2013. La recaudación fiscal a través de impuestos a las labores del tabaco (impuestos especiales más IVA) sumó 9.119 millones de euros el pasado año, lo que equivale al cinco por ciento del conjunto de los ingresos fiscales del Estado, según datos del sector. La nueva campaña de sensibilización estará apoyada por el microsite www.stopcontrabandotabado.org donde se explica de manera muy gráfica qué es el comercio ilícito de tabaco y sus magnitudes, a través del impacto que tiene en el empleo y la recaudación fiscal. Según la Mesa del Tabaco, el sector es el quinto contribuyente de ingresos al Estado con unos 9.000 millones de euros y da trabajo a 56.000 personas en el país. España, de hecho, es el tercer país productor en la Unión Europea y tiene una red de estancos con 13.500 establecimientos que generan 26.000 empleos.

  • 1