Economía

El tabaco de liar se encarece un 45% tras la subida fiscal

Su consumo se había disparado al ser más barato que el cigarrillo

el 12 dic 2010 / 19:48 h.

La picadura se lía en envoltorios hechos o en papel de fumar.

Las grandes tabaqueras han incrementado el precio del tabaco de liar más de un 45% como consecuencia de la reciente subida de impuestos aprobada por el Gobierno, convirtiéndose este producto, cuyo consumo ha aumentado por la crisis económica, en uno de los más afectados por esta alza fiscal.

De esta forma, Philip Morris ha situado el precio del bote de 90 gramos de su emblemática marca Marlboro en 11,5 euros, frente a los 8 euros anteriores, mientras que la bolsa de 30 gramos cuesta tras la subida 3,9 euros, 1,15 euros más.

Por su parte, Japan Tobacco International (JTI), que también lanzó su marca estrella Winston para liar, ha encarecido la lata de 100 gramos desde los 8,35 euros a los 12,15 euros, mientras que la de 30 gramos lo ha hecho desde los 2,5 euros hasta los 3,65 euros.
Mientras, Old Holborn, comercializada por JTI, cuesta también casi dos euros más desde la subida de impuestos, al pasar de 4,85 euros a los 6,75 euros actuales.

Altadis, propiedad de la británica Imperial Tobacco, también ha incrementado algunas de sus marcas de tabaco de liar como Ducados Rubio, de 80 gramos, cuyo precio se sitúa en 9,25 euros, frente a los 6,35 euros anteriores, o de 17 gramos, que cuesta en la actualidad dos euros, 65 céntimos más. El precio de Fortuna de 20 gramos se coloca en los 2,40 euros, frente a los 1,65 euros precedentes, y el formato de 40 gramos pasa a costar 4,8 euros desde los 3,3 anteriores.

El Consejo de Ministros aprobó hace diez días una subida de los tributos especiales del tabaco con la que prevé ingresar 780 millones de euros adicionales y que recogía, entre otras medidas, un alza del 28% en el impuesto mínimo, que pasa de 91,3 a 116,9 euros por cada mil cigarrillos.

Asimismo, incrementó el tipo impositivo específico desde 10,2 hasta 12,7 euros por mil cigarrillos, según recoge el Real Decreto aprobado, cuya finalidad principal es reducir el consumo para proteger la salud de la ciudadanía, si bien la obtención de los ingresos adicionales contribuirá también a la consolidación de las finanzas públicas.

Por lo que respecta a la picadura de liar, el impuesto específico pasa de 6 euros por kilo a 8 euros, mientras que el impuesto mínimo se eleva de 50 a 75 euros por kilo, al objeto de reducir el diferencial de precio con los cigarrillos.

Para garantizar la neutralidad fiscal entre cigarrillos, picadura de liar y el resto de labores del tabaco, los tipos impositivos aplicables a éstas últimas se elevan del 14,5% al 15,8%, lo que conlleva una proporción similar a la aplicada para los cigarrillos.

Las ventas de tabaco de liar se dispararon un 32% en el conjunto de 2009 gracias a su menor precio, que favoreció esta labor en el actual contexto de frenazo del consumo y crisis, mientras que la comercialización de cigarrillos se redujo un 9,9%, según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos.

En 2009 se vendieron 5,47 millones de kilos de picadura de liar. Su valor, 395,4 millones de euros, un 55% más respecto a 2008.

  • 1