Deportes

El TAS sanciona a Mayo con dos años por dojape

El ciclista español Iban Mayo, enrolado en 2007 en las filas del Saunier Duval, recibió ayer una sanción de dos años por parte del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que hizo buena la decisión remitida previamente por la Unión Ciclista Internacional (UCI), como consecuencia del positivo por EPO recombinante que el ciclista vasco dio durante el Tour de Francia 2007. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 09:50 h.

El ciclista español Iban Mayo, enrolado en 2007 en las filas del Saunier Duval, recibió ayer una sanción de dos años por parte del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que hizo buena la decisión remitida previamente por la Unión Ciclista Internacional (UCI), como consecuencia del positivo por EPO recombinante que el ciclista vasco dio durante el Tour de Francia 2007.

De este modo, el TAS confirmó que la sanción cobra vigencia desde el 31 de julio de 2007, momento en el que se hizo oficial el dopaje del escalador al ser suspendido por su formación, así como su exclusión definitiva a efectos clasificatorios de la edición de 2007.

La Unión Ciclista Internacional había remitido el caso al TAS después de ser informada la Federación Española de Ciclismo (RFEC) del positivo del español durante un control realizado el 24 de julio del pasado año, durante el Tour de Francia, y que delató en su muestra A la presencia de EPO recombinante, según el estudio realizado por el laboratorio galo de Châtenay-Malabry.

Sin embargo, al encontrarse cerrado, la prueba B tuvo que ser remitida al de Gante (Bélgica), que pidió una tercera opinión a un centro especializado de Sydney, que calificó la segunda muestra de "inconcluyente".

Por ello, la UCI decidió devolver la segunda toma al centro de Châtenay-Malabry, que el pasado 6 de diciembre de 2007 corroboró de nuevo la presencia de EPO recombinante en el análisis B, sin embargo la RFEC afirmó que la prueba B no había dado positivo y dio carpetazo al proceso. Algo que no convenció al TAS, que finalmente procedió a un nuevo análisis de acuerdo con las leyes antidopaje de la UCI.

Llegados a este punto, el Tribunal de Arbitraje Deportivo determinó ayer que los dos análisis presentan claras evidencias de la presencia de EPO recombinante en la orina de Iban Mayo, que así tendrá que cumplir de manera completa una sanción que comenzó a cumplir el pasado 31 de julio de 2007, día en el que fue suspendido por su propio equipo el Saunier Duval. Así las cosas, dentro de once meses Mayo podría volver a competir.

  • 1