Local

El taumaturgo

Había un señor Vázquez que parecía forjado con la Torre de Hércules y así figuraba ya en las postales de Coruña. Era interino aunque creyó que con su solidez electoral podía exhibir su condición religiosa para perfilar las políticas del Gobierno. Hoy disfruta y hace méritos para su cielo, sólo compitiendo con Paloma Borrero, en El Vaticano...

el 16 sep 2009 / 01:12 h.

Había un señor Vázquez que parecía forjado con la Torre de Hércules y así figuraba ya en las postales de Coruña. Era interino aunque creyó que con su solidez electoral podía exhibir su condición religiosa para perfilar las políticas del Gobierno. Hoy disfruta y hace méritos para su cielo, sólo compitiendo con Paloma Borrero, en El Vaticano. Otro destacado socialista se pensó, algunos lo creyeron, el adalid de una nueva izquierda que redimiría al PSOE.

Bastó con que le diera una enorme bandera, corneta, desfiles, un cirio y una campanilla, para que se transmutase y dejara de ser alternativa para nadie. Son prodigios de la política. Ahora el prodigio consiste en haber inyectado ginkgo biloba en PSOE y Gobierno, dejando a la oposición sin canana ni munición. En Economía desaparece tristeza y conservadurismo, en Fomento (reparable pérdida de Blanco Portavoz), la ira catalana, en Sanidad y Asuntos Sociales, habrá más política y la igualdad vendrá ahora no sólo de esa especie de asamblea de antiguas alumnas de las irlandesas. Bolonia la harán los boloñeses y las medallas al arte, se espera que ahora no las conceda el Hola. Por primera vez, gobiernan socialistas las tres comunidades históricas que articulan el Estado.

No caben versos sueltos, por eso, la batuta la llevará el Presidente socialista (por encima de Mar Moreno que dicen no estuvo en su toma). La magia alcanza también a Andalucía, aunque algunos estemos cansados de ser ficha de dominó y no la primera. Chaves se va bien -parece que sucedido- y Griñán se queda mejor. Pero, no son lo mismo, ya verán. Sólo quedan dos incógnitas, que a la vez son la misma.

Habrá que ver, queda poco, si en el próximo Gobierno estará el embrión del futuro a partir de 2012, o es él, Griñán, el llamado a la otra modernización de este país que llama a la puerta con fuerza. Zapatero hace prodigios, las cosas le salen bien, su propio calendario vital -presidencia europea incluida- se diría que es Zeus quien lo hace, pero le falta arreglar la economía. Otro conejo: será pichichi de lo que se gane.

Licenciado en Derecho y Antropología

aroca.javier@gmail.com

  • 1