Local

El taxi del área metropolitana ve casi imposible la creación de un consorcio

La posibilidad de crear un consorcio del taxi en el área metropolitana parece casi imposible por la oposición de la capital hispalense y el individualismo en otros muchos municipios. Por el momento, sólo en el Aljarafe hay un consorcio recién estrenado que ya presta servicio a los 31 municipios.

el 14 sep 2009 / 21:34 h.

TAGS:

La posibilidad de crear un consorcio del taxi en el área metropolitana parece casi imposible por la oposición de la capital hispalense y el individualismo en otros muchos municipios. Por el momento, sólo en el Aljarafe hay un consorcio recién estrenado que ya presta servicio a los 31 municipios de la comarca más poblada.

La unión de estos profesionales supondría una gran ventaja tanto para los taxistas como para los clientes porque de esta manera tendrían unas tarifas homogéneas y no habría que pagar el viaje de retorno en el caso de desplazarse de una a otra población. Pero, si está tan claro que favorece a todos, clientes y taxistas, ¿por qué no se estudia un acuerdo, salvo en el caso del Aljarafe?

Las circunstancias en cada comarca del área metropolitana son distintas y hasta ahora, sin un impulso serio de las administraciones, la unión parece imposible. La oposición de los taxistas de Sevilla, la paralización del proyecto de unión entre Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas y Utrera (Dhual) y la escasez de licencias y el individualismo en Los Alcores y La Vega contrasta con la unión en el Aljarafe, sin duda beneficiada por la proximidad de los municipios y la búsqueda de un interés común.

Un ejemplo claro de la dificultad de unión por las distintas circunstancias de los taxistas dependiendo de cada municipio es el caso del Bajo Guadalquivir. A comienzos de 2006 el proyecto de unión de los trabajadores de Dos Hermanas, Utrera y Alcalá de Guadaíra estaba en marcha. Una fusión que daría servicio a 200.000 vecinos de estos poblados municipios del área metropolitana. Sin embargo, cuando ya estaba todo muy avanzado, las diferentes circunstancias en cada municipio paralizaron el proyecto.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra aportó el dinero necesario a sus taxistas para poner en marcha el sistema GPS, cuya utilidad no es sólo servir de sistema de seguridad sino "que gestiona nuestro trabajo", afirma Antonio Godines, presidente de los taxistas alcalareños, porque permite que en cada momento acuda a hacer el servicio el vehículo más próximo al cliente que lo solicita.

La instalación del sistema es muy costoso y los consistorios de Utrera y Dos Hermanas "no los han apoyado y el nuestro sí", recalca este profesional que, en cualquier caso, quiere dejar claro que ellos están abiertos a la creación del proyecto Dhual y a que "se unan con nosotros al 100%". Lo que está claro es que "si ellos no podían porque sus consistorios no los apoyaban y los compañeros no tenía para hacer esa inversión nosotros no podíamos quedarnos parados", insiste.

La iniciativa había partido de Utrera. El secretario de la Unión del Taxi de este municipio, Rafael Peña, afirma: "Estamos pendientes a la espera de Dos Hermanas que tiene más licencias para la creación del área de prestación conjunta". El proyecto inicial "incluía montar una sola central que gestionara cada pueblo y, como segundo paso, crear un área de prestación conjunta", agrega. En cuanto a seguir con el proyecto Dhual, desde Utrera ahora sólo se plantean unirse con Dos Hermanas.

Frente a las iniciativas del Aljarafe y el proyecto del Bajo Guadalquivir en Los Alcores, pese a las deficiencias del servicio, ni siquiera se lo plantean y en La Vega los trabajadores del sector no están movilizados como en el resto de territorios.

  • 1