miércoles, 20 marzo 2019
11:54
, última actualización
Local

El taxi se radicaliza y colapsa la ciudad en la operación salida

La detención de un taxista llevó al sector a alargar la protesta durante más de doce horas.

el 04 dic 2009 / 09:28 h.

TAGS:

Los taxistas colapsaron la Ronda Histórica.
La protesta comenzó a las 9.00 y debió acabar a las 15.00, después de que una representación del sector del taxi entregara en la Oficina del Defensor del Pueblo un documento con sus reivindicaciones.

Sin embargo, la detención de un taxista minutos después en Reyes Católicos por la Policía Nacional llevó al sector a radicalizar su postura y a mantener durante más de doce horas a su flota de taxis parados, lo que cortocircuitó el tráfico en la ciudad la víspera del puente de diciembre de cuatro días.

El detenido declaró primero en la comisaría de Blas Infante y posteriormente fue trasladado a los Juzgados del Prado, de donde salió a las 21.20 horas. Fue entonces cuando el sector comenzó a desbloquear el tapón de vehículos en el Prado. Las protestas podrán continuar, incluso, por sorpresa.

El Ayuntamiento, a pesar de este pulso, no dio marcha atrás. El concejal de Movilidad, Francisco Fernández, aseguró que "no se van a retirar ninguna de esas 25 licencias, algo que costaría más de un millón de euros". Fernández apuntó también que "en tiempos de crisis hay que generar empleo y no destruirlo".

La movilidad en Sevilla estuvo colapsada durante todo el día: era imposible coger un taxi, los autobuses urbanos tardaban una eternidad en llegar y muchos tuvieron que cambiar la ruta e intentar desplazarse con el coche en una tarea suicida. De hecho, se tuvo que reforzar el servicio de autobuses hacia el aeropuerto para no dejar en tierra a cientos de pasajeros.

Según el centro de control del tráfico del Ayuntamiento de Sevilla, a las 19.00 horas el tráfico seguía siendo intenso o muy intenso en el interior de la ciudad (las avenidas de la Palmera, Ronda del Tamarguillo, Diego Martínez Barrios, Ramón y Cajal, Bueno Monreal y Manuel Siurot) y en las vías de salida a la SE-30, como la Ronda Norte, la Avenida de Andalucía, la Avenida de la Paz y Kansas City.

Según indicó a Europa Press el secretario de la asociación Solidaridad del Taxi, Miguel Ángel Vázquez, el sector tuvo la autorización de la Subdelegación del Gobierno. Vázquez subrayó que, al ser la convocatoria de carácter gremial, no hubo servicios mínimos y, en cuanto a las movilizaciones, recalcó que las propuestas incluyen el paro durante las mañanas de los viernes, los domingos e incluso por sorpresa.

Esta nueva protesta comenzó a las 9.00 horas y fue convocada por la Unión Sevillana del Taxi y la Asociación Hispalense Solidaridad del Taxi. Sus presidentes, Fernando Morales y Enrique Filgueras, aseguraron que la totalidad de sus afiliados, 1.234 en el primer caso y 700 en el segundo, "cumplieron con el paro".

La concentración partió de la estación de tren de Santa Justa y desembocó en la Glorieta del Cid, en el Prado. Morales recordó que la movilización se llevó a cabo para reclamar, entre otras cosas, la prórroga del II Plan de Modernización hasta su cumplimiento, lo que implicaría la retirada de 25 licencias, además del "cierre total" de las contrataciones de vehículos a doble turno, el cumplimiento de la normativa en cuanto a carriles específicos y paradas y la elaboración de las nuevas ordenanzas.

Los manifestantes fueron acompañados de un ataúd en el que se leía Taxi R.I.P. y portaban pancartas con diferentes consignas: Alcalde, cumple, Queremos políticos que cumplan y Sevilla es la ciudad con más taxis de España. Antes de la protesta, uno de los representantes de la Unión Sevillana del Taxi previó que iba a ser una marcha "tranquila".

Sin embargo, estas palabras tranquilizadoras iban a servir de poco, si bien el único incidente durante la mañana se produjo a las 11.00 horas, cuando un autobús de Tussam intentó circular por Luis Montoto y quedó encerrado entre la fila de taxistas, quienes reclamaron "respeto" al conductor.

Dos viajeras que bajaron del autobús en ese momento cargaron contra los taxistas: "No tenemos porque soportar la huelga, nosotras no somos el alcalde", aseguraron.

  • 1