Local

El TC cree que la Ley de Igualdad no discrimina y es 'imprescindible'

La presencia de mujeres y hombres en las listas electorales que impone la Ley de Igualdad "ni favorece ni discrimina a ningún sexo". Así justificó su decisión el Tribunal Constitucional. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 23:31 h.

TAGS:

La presencia de mujeres y hombres en las listas electorales que impone la Ley de Igualdad "ni favorece ni discrimina a ningún sexo". Así justificó su decisión el Tribunal Constitucional, que desestimó el pasado martes con 11 votos a uno el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP.

El Tribunal Constitucional considera que la Ley de Igualdad es "imprescindible" en el contexto de "una legislación que persigue superar una realidad social caracterizada por la menor presencia de la mujer en la vida pública". Además, asegura que no supone una medida de discriminación inversa para la participación política, sino "una fórmula de equilibrio entre sexos", según consta en la sentencia que dio a conocer ayer el órgano judicial.

El Pleno del TC desestimó el recurso de inconstitucionalidad del PP contra las listas paritarias que contempla la Ley de Igualdad. Igualmente, la sentencia, que contó con el voto particular del magistrado Jorge Rodríguez-Zapata Pérez, desestima la cuestión de inconstitucionalidad planteada por un juzgado de Tenerife contra la anulación de una lista del PP, conformada íntegramente por mujeres, en Garachico.

Según la sentencia, la Ley de Igualdad no establece una medida de discriminación inversa o compensatoria, sino una fórmula de equilibrio entre sexos, "que tampoco es estrictamente paritaria, en cuanto que no impone una total igualdad entre hombres y mujeres". El alto tribunal señala que su efecto es bidireccional, en cuanto que esa proporción se asegura a uno y otro sexo.

Además, advierte que las previsiones de la norma no suponen un tratamiento peyorativo de ninguno de los sexos ya que, "en puridad, ni siquiera plasman un tratamiento diferenciado en razón de sexo de los candidatos, habida cuenta de que las proporciones se establecen por igual para los candidatos de uno y otro sexo". "No se trata pues de una medida basada en los criterios de mayoría y minoría, como sucedería si se tomase en cuenta elementos de diferenciación la raza o la edad, sino atendiendo a un criterio [el sexo] que de manera universal divide a toda la sociedad en dos grupos porcentualmente equilibrados", continúa la sentencia.

Restricciones. La sentencia establece que la libertad de presentación de candidaturas "no es, ni puede ser absoluta, sino que tienen determinadas condiciones, como la elegibilidad de los candidatos, la residencia, o incluso las listas cerradas y bloqueadas". Por tanto, aclara que la nueva limitación "no es la única, ni carece de fundamento constitucional.

El TC mantiene que la ley tampoco vulnera la libertad ideológica de los partidos ni su libertad de expresión, si bien aunque defiendan tesis machistas radicales, deben hacerlo con candidaturas de personas de uno y otro sexo.

  • 1