Cultura

El teatro de Triana será sustituido por un solar de usos polivalentes

El error del Consistorio obliga a replantear todo el proyecto ya diseñado

el 04 abr 2011 / 20:16 h.

-->--> -->

Triana no tendrá finalmente un teatro o, al menos, uno al uso, con patio de butacas, escenario, proscenio y demás elementos arquitectónicos propios de estas infraestructuras. El sueño de levantar un gran espacio escénico en el Tardón no podrá llevarse a cabo, tal y como estaba previsto, y esta zona de la ciudad deberá conformarse con un solar polivalente, un espacio al aire libre en el que se llevarán a cabo representaciones artísticas. Nada que ver con el proyecto inicial diseñado por el arquitecto Manuel Rojo, que resulta totalmente incompatible con el terreno cedido por el Ayuntamiento -tal y como publicó ayer este periódico-, que no permite la cimentación debido a que lo atraviesa una enorme conducción de Emasesa y, además, un cable de alta tensión de la línea del Metro.

Aunque sus impulsores y el Consistorio habían asegurado a El_Correo que el proyecto se iba a rediseñar para adaptarlo a las nuevas circunstancias, este periódico ha podido saber que la citada reforma no contempla edificar un nuevo inmueble, sino cambiar radicalmente el concepto, descartando el teatro. En su lugar, se optará por dedicar una zona de los suelos a instalar sillas y un escenario efímero.

Sí se construirán las escuelas de Viento Sur y de Matilde Coral, aunque también han tenido que ser modificadas y reubicadas en el espacio disponible.

El problema lo detectó el estudio de arquitectura de Rojo realizando las prospecciones arqueológicas preceptivas, lo que frenó todo el proceso y obligó a replantear la iniciativa por completo. Ahora, sus impulsores intentan que este inesperado cambio no les acarree más costes económicos que los ya dedicados en la elaboración del proyecto, que ya es papel mojado.

Nadie en el Consistorio había previsto que ese solar, que el PGOU dedicaba a usos sociales, no era apto para edificar nada, lo que ha obligado a cambiar todos los planes.

El Ayuntamiento de Sevilla cedió en julio de 2009 a la asociación cultural formada por la compañía Viento Sur y la bailaora Matilde Coral un terreno en Triana, en la zona conocida como el Campo del Huevo, para que erigiera un gran teatro, que contaría además con dos escuelas, una de interpretación y otra de danza. Sin embargo, en la Gerencia de Urbanismo nadie se percató de que bajo ese terreno, en el que debía construirse un gran edificio, se encuentra un cable de alta tensión y una infraestructura hidráulica de Emasesa, una tubería de gran tamaño que no puede ser trasladada y que impide la cimentación de inmuebles. Es decir, no es apta para el proyecto que estaba previsto.

El teatro que ya no podrá construirse, y que contaba con el visto bueno de la Gerencia de Urbanismo, contemplaba una superficie de 1.139 metros cuadrados. Iba a ser un espacio escénico a la italiana, con capacidad para 268 espectadores dispuestos en un patio de butacas escalonado. Además de un escenario dotado con los últimos avances, el proyecto preveía dotar al teatro con varias salas de ensayo en la parte superior.

  • 1