Economía

El temor a un cambio que nada cambie

El jueves se cierra el plazo para presentar candidaturas a la CEA, pero no habrá sorpresas

el 13 ene 2014 / 23:57 h.

TAGS:

El próximo 23 de enero la patronal andaluza CEA estrenará presidente y cúpula directiva después del precipitado anuncio del actual dirigente, Santiago Herrero, de no continuar en un nuevo mandato. Una intención que hizo pública tras la judicialización de la mala gestión de 583 VPO en Sevilla Este en manos de una Fundación vinculada a la CEA, que ha acabado con la imputación del propio Herrero y de otros directivos, que tendrán que declarar en el mes de marzo en el juzgado por un presunto delito de estafa. 15396646Este proceso de renovación, sin embargo, genera muchas dudas en la base empresarial, que no se ha sentido identificada con la actuación de la CEA porque no ha visto representados sus intereses. En las horas más bajas por las que atraviesa la casa de los patronos, estos pequeños empresarios temen que el proceso de limpieza, imprescindible para recuperar la credibilidad y la confianza de los de dentro y los de fuera, no sea más que una transición calmada y “perfectamente orquestada” desde el seno de la organización. Todo lo contrario de lo que, a su juicio, requiere, después de ser muy cuestionada también por la situación de UGT-A, que ha desbaratado las bases de la concertación social arrojando sombras sobre el destino y el correcto uso de los fondos destinados a formación y empleo. A las 00.00 horas de este próximo jueves se cierra el plazo para presentar las candidaturas tanto a la presidencia como a las cuatro vicepresidencias –dos territoriales y dos sectoriales– que deberán ser refrendadas en las urnas por las organizaciones representadas en la asamblea, una cita fijada para el 23 de enero. Desde el mismo momento en que Santiago Herrero dijo que no continuaría al frente de la CEA, avaló a un candidato: el presidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), Javier González de Lara, en un movimiento para promover una candidatura de consenso sobre la que cerrar filas. Y así será. No habrá voces díscolas o candidatos alternativos, salvo sorpresa de última hora, que no se espera, según fuentes cercanas a la patronal, después del aval unánime recibido por el Comité Ejecutivo hace unas semanas al candidato. El sucesor de Herrero ha dicho públicamente que quiere contar en su equipo con el actual secretario general, Antonio Carrillo, mano derecha del presidente saliente, que también ha sido imputado por la juez que instruye la denuncia de siete subcontratistas a los que la Fundación para el Desarrollo del Sur de Europa, de la CEA, adeuda más de 600.000 euros por trabajos no pagados en la promoción de 583 VPO de la promoción Isbylia de Sevilla Este. A los empresarios que confiaban en que, una vez abierta la veda, se llegara hasta el final con todas sus consecuencias, no les aporta garantías la continuidad de Carrillo, que se mantendría como hombre de confianza de González de Lara. Los presidentes de las confederaciones de empresarios de Granada, Gerardo Cuerva, y de Cádiz, Javier Sánchez Rojas, han anunciado que presentarán sus candidaturas a vicepresidente de la patronal como representantes de organizaciones territoriales, mientras que los presidentes de la Federación de Empresarios del Metal de Sevilla (Fedeme), Julián Gómez Gotor, y de la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Manuel Alfonso Torres, harán lo propio aunque como representantes de las dos vicepresidencias en manos de organizaciones sectoriales, según avanzaron fuentes del proceso a Europa Press. Sin embargo, y frente a las tesis mantenidas por la vía oficial, que indican que antes de presentar y formalizar sus candidaturas han planteado su intención al propio Javier González de Lara, lo cierto es que no ha sido del todo así, sino que la propuesta de formar parte del nuevo equipo de González de Lara ha partido desde la CEA. En este sentido, fuentes de la patronal sevillana del metal, Fedeme, confirmaron que oficialmente aún no se ha dado traslado de esa presentación de candidatura al Comité Ejecutivo de Fedeme, reseñaron. Ese reparto territorial y sectorial no despeja las dudas expresadas por ese colectivo empresarial que teme, que más que una regeneración, se produzca un cierre en falso en su seno. El presidente de la CES, Miguel Rus, una de las voces críticas, no enarbolará finalmente lista alternativa, según fuentes consultadas, que apuntan a que está centrado en sus negocios y al frente de la CES. “Aunque se ha visto en un par de ocasiones con González de Lara y ha habido buena sintonía entre ellos, no optará a ninguna vicepresidencia. Ha tenido oportunidades, pero no las ha querido”.

  • 1