lunes, 10 diciembre 2018
19:13
, última actualización
Cofradías

El templo del Cachorro se convierte en la cuarta Basílica de Sevilla

Solo las iglesias de la Macarena, el Gran Poder y la Trinidad tienen este título que concede el Papa.

 

el 04 mar 2012 / 16:45 h.

Imagen de archivo de la iglesia del Cristo de la Expiración.
El Cristo del Cachorro y la Virgen del Patrocinio saldrán este Viernes Santo desde su nueva Basílica. El Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, llevó ayer una gran sorpresa a los hermanos que asistieron a la Función principal del Quinario del Cristo de la Expiración. Les anunció que el Vaticano ha autorizado la designación de su iglesia como Basílica Menor, un título que en Sevilla solo ostentan los templos de la Macarena, el Gran Poder y la Trinidad. La iglesia del Cachorro, en la calle Castilla, se convierte así en la cuarta Basílica de la ciudad y "la primera de Triana", según destacó orgulloso el hermano mayor de la cofradía del Viernes Santo, José María Ruiz, que pone con este título un broche de oro a su mandato -que expira en junio- tras haber realizado importantes obras de reforma como el retablo barroco para el Criso y la instalación de un telón cortafuegos para proteger las imágenes.

 

La Hermandad solicitó formalmente hace un año el título de Basílica Menor para su iglesia, si bien era un proyecto largamente anhelado y para el que se empezaron a dar los primeros pasos siendo hermano mayor Francisco Osorno, un trabajo en silencio que finalmente ha dado sus frutos durante el mandato de José María Ruiz. "Es un hecho histórico para Triana y para la Hermandad. Es la primera Basílica en Triana y da idea de la verdad dimensión y la devoción que se tiene al Cristo de la Expiración", resaltó exultante el hermano mayor, quien reconoció que se enteró de la noticia ayer mismo con el anuncio público del Arzobispo durante la función principal. "No sabíamos nadie nada. Ha sido una sorpresa y el anuncio ha ocasionado un aplauso muy largo de todos los hermanos asistentes", relató. La Hermandad tiene previsto convocar un Cabildo extraordinario para dar a conocer la buena nueva a todos los hermanos y preparar los detalles del acto solemne de la Misa de acción de gracias por la consagración del templo como Basílica, para la que aún no hay fecha, aunque Ruiz confía en que se celebre antes de junio, cuanto se despedirá del cargo tras nueve años. Tampoco quiso desvelar todavía si durante la estación de penitencia habrá algún detalle o acto simbólico para celebrar el título. Sí tendrán que acometer una "pequeña obra" para convertir el Altar del prebisterio actual que ahora es desmontable en uno "fijo, de obra", algo que el hermano mayor aseguró que "se hará antes de que yo me vaya", además de instalar las nuevas señalizaciones que identificar al templo como Basílica.

El título de Basílica a un templo se concede a través de una Bula Pontificial según requisitos canónicos que exigen que el templo sea antiguo, amplio y artístico; que tenga un presbiterio amplio y acorde con las normas litúrgicas; que cuente con suficientes sacerdotes para los ministerios pastorales; que tenga un especial reconocimiento en la diócesis por los cultos que celebra, por su significado histórico, por albergar imágenes especialmente veneradas o por ser lugar de enterramiento o guardar reliquis de mártires o santos. La iglesia del Cachorro, un proyecto del arquitecto Aurelio Gómez Millán, comenzó a construirse en 1946 y se inauguró en 1960.

La última iglesia que obtuvo este título en Sevilla, en 2008, fue la de María Auxiliadora vinculada a la congregación de los Salesianos y que alberga la cofradía de la Trinidad. Fue el actual Papa, Benedicto XVI, quien otorgó el título al templo, y el entonces arzobispo de Sevilla, el cardenal Carlos Amigo Vallejo.

El templo del Gran Poder, inaugurado en 1965, ostenta esta categoría desde 1992, cuando solicitó esta distinción y le fue concedida por Roma a raíz de las obras de rehabilitación realizadas en la iglesia. En este caso fue el Papa Juan Pablo II quien concedió la distinción y también correspondió a Amigo Vallejo ser el portador de las buenas noticias.

El primer templo de la ciudad proclamado Basílica Menor fue la capilla construida en 1946 para venerar al Señor de la Sentencia y la Virgen de la Esperanza Macarena, que hasta entonces tenían su sede en la vecina parroquia de San Gil. El título le fue concedido en 1966 por el Papa Pablo VI y anunciado por el cardenal y arzobispo de Sevilla José María Bueno Monreal.

Hay otras iglesias que han promovido proyectos para lograr este título, como la de San Julián -sede de la hermandad de la Hiniesta- si bien hasta el momento no lo han logrado.


  • 1