Local

El temporal deja daños importantes en la esclusa

Las últimas pruebas en el Puerto de Sevilla se retrasan hasta septiembre

el 14 jun 2010 / 18:56 h.

TAGS:

La crecida del río Guadalquivir hizo estragos. Según la Autoridad Portuaria, un estudio realizado para poder evaluar las consecuencias de la subida del cauce fluvial tras el temporal de lluvias detectó daños "importantes" en la nueva esclusa del Puerto de Sevilla. Por eso, hasta el mes de septiembre, no se harán las últimas pruebas para poner en marcha la nueva infraestructura.

 

El presidente del Puerto hispalense, Manuel Fernández, explicó a Europa Press que los desperfectos se han centrado sobre todo en la zona de cablestacas del antepuerto, después de que, como consecuencia de un invierno "excepcional", el cauce del río Guadalquivir subiera hasta cuatro metros y cubriera el muro de contención.

No obstante, Manuel Fernández aseguró que "se sigue trabajando" en el proyecto, considerando como "poco significativo" los meses que la esclusa se retrasará a la hora de su puesta en marcha, "dentro de la magnitud global de una obra que ha durado cuatro años".

Las abundantes precipitaciones registradas durante este invierno propiciaron la necesidad de esperar a que el cauce del río, muy crecido, bajara para poder evaluar los daños y considerar si había perjuicios de consideración o no y, en este sentido, poder establecer un calendario definitivo para la recta final de este macro proyecto. Anteriormente, la Autoridad Portuaria sevillana aludió al mes de abril, "en el peor de los supuestos", para que la esclusa, que se encuentra en fase de montaje de equipos y probaturas, estuviera plenamente operativa y con todos sus accesos correspondientes.

En una entrevista concedida a Europa Press, Fernández ya explicó que el nuevo equipamiento supondrá un acceso con una capacidad que pasa de 24,5 metros de manga a 40, lo que implica que determinada tipología de barco que hasta ahora no podía entrar en Sevilla ahora sí vaya a poder hacerlo.
Ello, además, favorece indirectamente la producción naval de Astilleros, ya que "determinados pedidos no podían atenderse por las características de la esclusa, muy obsoleta -data de 1949- y con un diseño inadecuado".

Así, y según las previsiones del Puerto de Sevilla reflejadas en su Plan Estratégico, "en teoría, con los posibles desarrollos portuarios, podremos duplicar el tráfico de mercancías en un plazo de diez años", indicó el presidente de la Autoridad Portuaria, que informó sobre la reciente adjudicación de la segunda terminal de contenedores y apostó por seguir consolidando las líneas existentes y la búsqueda de nuevas líneas regulares para hacer así frente a la crisis.

  • 1