lunes, 22 abril 2019
17:00
, última actualización
Local

El temporal deja dos muertos y colapsa toda la Península

Barajas cancela 314 vuelos mientras las carreteras recuperan las normalidad.

el 21 dic 2009 / 20:47 h.

TAGS:

Más de tres centenares de vuelos se cancelaron ayer en el aeropuerto de Barajas a causa del temporal de nieve.

El temporal de frío que afectó ayer a toda la Península en el primer día del invierno causó decenas de accidentes y registró, al menos, dos víctimas mortales. Una percebeira de 51 años de edad, María Antonia González Postigo, perdió la vida mientras faenaba en las inmediaciones del muelle de la localidad de Rinlo, en Ribadeo (Lugo). Según los testigos, la mujer cayó al mar tras resbalar en una piedra. La segunda víctima mortal es un conductor que murió en Lleida en un accidente de tráfico a causa del hielo acumulado en la calzada. El hombre se salió de la vía y cayó al canal de Urgell, en Anglesola.

Además, la intensa nevada caída durante la noche del domingo al lunes y las primeras horas de ayer causaron numerosos problemas de circulación en el centro peninsular y bloqueó los accesos a Madrid durante varias horas en las que se suprimieron varios trenes de alta velocidad y se cancelaron más de 314 vuelos en Barajas de los 1.165 previstos.
El aeropuerto de Madrid amaneció cubierto de nieve y con dos pistas cerradas al tráfico, una situación que dejó a miles de pasajeros en tierra y que, a las 18.30 horas, había obligado a cancelar 314 vuelos de distintas compañías. A lo largo de la mañana, la nieve, que se fue transformado en lluvia, permitió reabrir al tráfico todas las pistas del aeropuerto y de las 1.165 operaciones previstas para ayer, a las 18.30 horas se habían efectuado 463. No obstante, las pantallas de información a los pasajeros señalaban retrasos de entre cinco y siete horas en algunos vuelos y las demoras afectaban a todas las compañías.

La nevada también obligó a suspender, durante más de tres horas, el servicio de alta velocidad entre Madrid y las ciudades de Málaga, Sevilla y Barcelona. 2.500 personas que tenían previsto tomar un AVE en Atocha se tuvieron que quedar en tierra. Aunque el servicio se restableció, muchos AVE sufrieron retrasos medios de 20 minutos al tener que reducir su velocidad.

Los que intentaron llegar a la capital por carretera tampoco lo tuvieron fácil por la mañana, aunque poco a poco la situación fue mejorando. A primera hora de la mañana había dificultades circulatorias muy importantes en todos los accesos a la capital.

Rapidez. El Ministerio de Fomento informó ayer de que la situación de las carreteras de su titularidad estaba "normalizada" a media mañana, expusieron desde la cartera que dirige José Blanco. En el resto de España el panorama no fue mucho mejor, y es que, la llegada del invierno puso a casi toda la Península en situación de alerta, según la Agencia Estatal de Meteorología. Ante estos problemas en las comunicaciones, el ministro de Fomento pidió comparecer en el Congreso.

El panorama cambiará a partir de hoy. La lluvia y el frío serán ahora los protagonistas.

  • 1