Local

El tercer descenso consecutivo del paro trae altas dosis de temporalidad

Éste ha sido el mejor mes de julio para el mercado laboral español desde 2004, pero sus cifras vienen cargadas de elevadas dosis de eventualidad: temporada alta en el turismo, rebajas en el comercio y planes públicos anticrisis, en especial las obras municipales con cargo al Fondo de Inversión Local.

el 16 sep 2009 / 06:44 h.

TAGS:

Éste ha sido el mejor mes de julio para el mercado laboral español desde 2004, pero sus cifras vienen cargadas de elevadas dosis de eventualidad: temporada alta en el turismo, rebajas en el comercio y planes públicos anticrisis, en especial las obras municipales con cargo al Fondo de Inversión Local.

Julio es tradicionalmente un mes regular para el empleo -aunque el año pasado fue malo, la crisis económica ya estaba aquí-. Al tirón laboral que ejercen la temporada alta en el turismo y las rebajas comerciales se agregan, en esta ocasión, las contrataciones al amparo de los planes anticrisis de los distintos gobiernos. Pero este cóctel puede ser un tanto explosivo, pues está marcado por la temporalidad. Es decir, que lo que hoy se logra se pierde mañana.

Por tercer mes consecutivo, el paro registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo -el antiguo INEM- descendió en julio en España. Lo hizo en 20.794 personas (0,58%) respecto a junio, hasta 3.544.095. La alegría se disipa si la comparación se establece sobre julio de 2008, pues en el último año 1.117.179 trabajadores más (46,03%) se han quedado sin ocupación o no han podido acceder a una. La Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada con una metodología distinta a la del listado del INEM, contabilizaba en el segundo trimestre 4.137.500 españoles sin empleo.

¿Y cuáles fueron las claves del comportamiento del mercado laboral en julio? Por un lado, el sector servicios, de cuya lista del desempleo salieron 13.885 personas. Y por el otro, la construcción, que vio reducido su número de parados en 7.292, donde juega su baza el Fondo de Inversión Local (el denominado PlanE, que gestionan los ayuntamientos), y así se constata en multitud de pequeñas obras en los pueblos. Pero, además, hay un detalle de enorme relevancia en las cifras conocidas ayer, y se trata de la bajada del paro, en 6.911 personas, en la industria, dado que es la actividad que suele generar más estabilidad laboral.

En la acera contraria, en el colectivo sin empleo anterior -es decir, quienes acceden por vez primera al mercado laboral- sí aumentó el paro (6.644 personas), al ser época de fin de curso y de llegada masiva de estudiantes al INEM. E igualmente, crecimiento del paro (650) en una agricultura con pocas campañas agrícolas en ese mes.

En términos interanuales, el ladrillo acumula un 55,8% más de desempleo (246.694 trabajadores) y un 42,2%, los servicios (o 601.918 personas). Constituyen el grueso de la sangría laboral de la actual crisis económica.

La citada mejoría mensual de julio, por otra parte, se reflejó en las afiliaciones a la Seguridad Social, pues aumentaron en 45.568, hasta 18.143.554, y la subida la absorbieron sólo los hombres, ya que entre las mujeres el número descendió.

No obstante, este registro, uno de los más importantes para calibrar la salud del mercado de trabajo y de la Seguridad Social, ha perdido 1.238.669 inscritos en el último año, volumen equivalente al 6,39%.

Y llegamos a la temporalidad. Vivo reflejo del carácter transitorio de los empleos logrados en julio pasado -que en recorte del paro ha sido el mejor desde 2004, aunque se quedó corto al compararse con los 55.000 personas menos en las listas del INEM que arrojó junio- es el comportamiento que revelaron las contrataciones. Así, en julio se suscribieron 1.403.023 contratos, un 10,06% más que en el mes precedente, aunque en el conteo interanual fueron 223.443 menos.

De los contratos rubricados en julio, 111.143 fueron indefinidos (el 7,92% del total), con un retroceso del 30,69% sobre idéntico mes del ejercicio pasado. Mientras, fueron 1.291.880 los temporales, frente a los 1.166.963 de junio, aunque inferiores a los 1.466.103 suscritos en julio de 2008.

Según el Ministerio de Política Territorial, el Fondo Estatal de Inversión Local en los ayuntamientos ha empleado ya a 407.390 personas en España. Ha sido, pues, un factor determinante para cortar la hemorragia laboral.

En julio, el paro cayó en 13 comunidades autónomas, encabezadas por Galicia (-7.381 desempleados), Castilla y León (-5.023) y Asturias (-3.331), y sólo subió en cuatro regiones: Cataluña, que elevó su número de parados en 7.664 personas; Murcia (+1.871), País Vasco (+606) y Navarra (+149).

  • 1