Local

El Tesoro del Carambolo ya se puede ver en el Museo Arqueológico de Sevilla

el 02 oct 2009 / 05:30 h.

TAGS:

El original del Tesoro del Carambolo, el fastuoso e impresionante conjunto de orfebrería que tallaran hace más de dos mil años los fenicios y que apareció en 1958 en un cerro de Camas, ha salido del banco en el que se custodia para celebrar el medio siglo de su hallazgo. La cita es a partir de hoy.

La muestra se podrá visitar en el Museo Arqueológico de Sevilla (Plaza de América, s/n, Pabellón de Bellas Artes) hasta el 10 de enero de 2010. 

El horario de visita es de martes a sábado de 9.00 a 20.30 horas y los domingos de 9.00 a 14.00 horas. Los lunes y algunos festivos el museo permanece cerrado.

Se pueden realizar visitas en grupo: reservar a través de la página web, indicando "Exposición Carambolo" en el apartado de Observaciones del formulario. 

Actividad didáctica para escolares y familias los miércoles, jueves y domingos, con cita previa en el teléfono 653337775.

 

 
Es incomprensible pero cierto. El original del Tesoro del Carambolo, nuestro buque insignia de eso que se da en llamar la arqueología de lo espectacular (vulgo, lo que entra por los ojos), llevaba nueve años sin dejarse ver en sociedad. Fue en el año 2000, y gracias a otra exposición, cuando pudo verse.

Y que se sepa, desde que fue descubierto fortuitamente por unos obreros en el hoy llamado Cerro del Carambolo, hace hoy 51 años, sólo se ha mostrado en cuatro ocasiones, las cuatro con la excusa de costosas y burocráticas (por el papeleo que se requiere) exposiciones.

La que lo ha llevado hasta el que debería ser su lugar natural, el Museo Arqueológico Provincial de Sevilla, es la quinta, y también la percha es una exposición: la conmemoración de los 50 años (con un año de retraso, pero eso es lo de menos) del hallazgo de un conjunto excepcional que dejó a su primer investigador, el profesor Juan de Mata Carriazo, boquiabierto nada más verlo, y que pasados los años sigue produciendo el mismo efecto, amén de seguir revelando datos claves.

El principal es su origen: no se trata de un ajuar netamente tartésico u oriundo de nuestros antepasados más andaluces, sino fruto de los viajeros fenicios que, como en tantos otros puertos, le echaron el ojo a aquel promontorio semiinundable que era la actual Camas y entablaron relaciones con los tartesios que lo poblaban.

En lo alto del cerro edificaron un santuario dedicado a sus divinidades con el que es casi seguro que estaba relacionado, según dicen los arqueólogos, el llamado Tesoro del Carambolo.

Será el centro de la muestra El Carambolo. 50 años de un tesoro, promovida por la Universidad de Sevilla y la Consejería de Cultura y en la que colabora el Ayuntamiento de Sevilla, entre otras instituciones. La inauguración tiene lugar hoy por parte del presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

La duda que habrá que despejar es si al término de la exposición, el tesoro se podrá quedar definitivamente en el museo o si deberá regresar, por enésima vez, a la cámara acorazada del banco en el que se ha pasado este medio siglo no por antojo, sino por la falta de medidas de seguridad suficientes de que ha adolecido el Arqueológico... ¿hasta ahora?

  • 1