jueves, 21 febrero 2019
10:35
, última actualización
Economía

El test de solvencia inyecta fe a los inversores en España

El diferencial entre el bono español y el alemán baja y sube la bolsa

el 26 jul 2010 / 20:39 h.

Agentes de bolsa siguiendo ayer las cotizaciones en la Bolsa de Madrid.

Sin duda, el resultado de los test de estrés, por los que se conoció el pasado viernes la solvencia de las finanzas europeas en caso de empeoramiento de la economía, impulsó ayer la confianza en los mercados españoles. Así, el diferencial entre el bono español y el alemán, que es el de referencia en Europa, bajó hasta los 147,9 puntos básicos desde los 164,2 en que cerró la jornada anterior, lo que denota la menor percepción del riesgo que comporta invertir en bonos españoles. Se trata de una distancia que no se contabilizaba desde finales de mayo.

Los analistas consultados por Efe aseguraron que la reducción de ese diferencial radicaba en la publicación del test de solvencia de la banca, lo que ha hecho que los inversores confíen más en el sector financiero.

La disminución del diferencial entre la deuda pública española y alemana se debe a que el rendimiento de las obligaciones españolas, que bajó once centésimas, se situó en el 4,235%, frente al 2,758% de las alemanas, que por su parte subieron cinco centésimas. El precio de los bonos españoles, que se mueve en sentido inverso a su rendimiento, se situó en el 105,030%.

Por su parte, los seguros frente a un impago de la deuda española a cinco años (CDS) también experimentaban descensos al situarse en 192.700 dólares por cada diez millones de euros, frente a los 202.500 dólares del anterior cierre. Mientras, el coste de asegurar la deuda alemana se mantenía prácticamente estable y se situaba en los 39,3 puntos básicos, ligeramente por debajo de los 40 puntos básicos del pasado viernes.

Este optimismo se trasladó al índice bursátil español, el Íbex 35. Subió ayer el 1,14% hasta superar los 10.500 puntos, frente a un selectivo del parqué alemán (DAX) con la peor evolución diaria de los europeos.

Con respecto a la buena acogida de las pruebas de solvencia, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, consideró que examinar cómo los bancos europeos soportarían potenciales sacudidas económicas severas representa un paso clave a la hora de proporcionar claridad respecto a la solidez de las entidades del Viejo Continente.

"Supuso un ejercicio de transparencia realmente importante, que agradecemos desde el BCE", dijo el banquero galo en declaraciones a la prensa tras una reunión del Comité de Basilea.

Asimismo, el miembro del Comité Ejecutivo del BCE José Manuel González-Páramo afirmó ayer que habrá un "antes y un después" de las pruebas de estrés al sistema financiero, debido al horizonte que éstas han abierto.

"Donde había prácticamente sólo rumor y prejuicio ahora tenemos unos datos que los inversores pueden utilizar para llegar a sus propias conclusiones. En su conjunto, nosotros creemos que muestran una solidez y capacidad de resistencia de la banca europea que conocíamos pero que, con estos datos, queda refrendada", subrayó.

En este sentido, un informe de BBVA Research destaca que la publicación de los test a la banca europea pueden servir para despejar las dudas que se cernían sobre el sistema financiero español, ya que la puesta en marcha del ejercicio fue rigurosa. Y esto ayuda.

El escenario macroeconómico es lo suficientemente detallado como para resultar creíble, y es claramente más duro para España que para el resto de países, en especial en cuanto a la evolución del sector inmobiliario, resalta el informe.

En cambio, el banco suizo UBS descartó que dichas pruebas despejen las dudas sobre la banca española, porque los problemas fundamentales de la economía "no han cambiado", como la elevada exposición a los promotores inmobiliarios, si bien reconoció que la mayoría de entidades han superado el examen.

Alemanes sin información. Seis de los 14 bancos alemanes que se sometieron a las pruebas de solvencia del Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS) no dieron todos los datos sobre sus cuentas, ya que no detallaron su cartera de deuda soberana.
Según informó ayer el diario Financial Times, los bancos que no cumplieron el compromiso de facilitar toda la información fueron el Deutsche Bank, el Hypo Real Estate, el Landesbank Berlin, el Postbank, y los grupos los grupos DZ y WGZ.

Dos de estos bancos rectificaron ayer y Deutsche Bank aseguró que dará hoy a conocer su exposición a la deuda soberana al publicar los resultados semestrales.

Por su parte, el Postbank anunció que tiene una exposición a la deuda soberana de España de 1.200 millones de euros (1.548 millones de dólares) y apuntó, al igual que el Deutsche Bank, que no publicó su cartera de deuda pública al dar a conocer los resultados de los test porque no era obligatorio.

  • 1