Local

El Tíbet sigue bloqueado 12 meses después

Cuando se cumple un año de la peor protesta en el Tíbet contra el régimen chino en décadas, la región autónoma sufre un estado de sitio de facto con el que Pekín intenta reprimir cualquier amago de inestabilidad, informaron ayer diversas fuentes.

el 15 sep 2009 / 23:59 h.

TAGS:

Cuando se cumple un año de la peor protesta en el Tíbet contra el régimen chino en décadas, la región autónoma sufre un estado de sitio de facto con el que Pekín intenta reprimir cualquier amago de inestabilidad, informaron ayer diversas fuentes.

Desde entonces, la región ha estado prácticamente sellada al exterior y los observadores internacionales no han sido capaces de contrastar sobre el terreno el número de víctimas de las protestas. Además, el Dalai Lama denunció el martes la represión que vive la región, donde la etnia china Han se ha hecho con el poder y la economía, y citó a "cientos de miles de muertos".

El miedo a hablar con cualquier extranjero aunque sea por teléfono es habitual estos días en la capital tibetana, donde según testigos locales las fuerzas de seguridad buscan "sospechosos" puerta por puerta desde los días previos al martes pasado, informa el diario "South China Morning Post".

"Quieren estar seguros de que nadie está guardando piedras, rocas, ladrillos y otras armas de ofensiva", señaló un residente de la calle Bakhor, cercana al monasterio Jokhang, al diario hongkonés.

Estas fuentes señalan que la policía continúa buscando a cualquier visitante o periodista extranjero que se aloje en Lhasa, incluso tibetanos que no sean de la capital, y que ni un solo hotel, hostal o domicilio privado ha quedado por registrar.

La presencia militar es evidente incluso fuera de la región, en las áreas chinas con minorías étnicas tibetanas, como Sichuan, Gansu y Qinhai, donde en la última semana fueron detenidos periodistas extranjeros de por lo menos siete medios, entre ellos TVE, según el Club de Corresponsales Extranjeros de China (FCCC).

Testigos señalaron que el lunes pasado se produjo un inicio de protesta en torno al monasterio de Sera, en la víspera del cincuentenario del levantamiento frustrado que finalizó, casi un mes más tarde, con la huida del Dalai Lama, líder espiritual y político tibetano, a la India.

Las autoridades locales rehusaron confirmar la protesta del lunes, pero la mitad del templo está acordonado, al igual que el monasterio de Drepung.

  • 1