Local

«El trabajo de las notarías ha bajado un 60% con la crisis»

Tras siete años al frente del Colegio Notarial de Sevilla, acaba de ser elegido como primer decano del recién creado Colegio Notarial de Andalucía, que fusiona el sevillano con el de Granada.

el 15 sep 2009 / 18:34 h.

TAGS:

Tras siete años al frente del Colegio Notarial de Sevilla, acaba de ser elegido como primer decano del recién creado Colegio Notarial de Andalucía, que fusiona el sevillano con el de Granada. El nuevo órgano comenzará a funcionar el 1 de enero, marcado por una crisis económica de la que los notarios no son ajenos.

-¿Cómo recibe el nombramiento?

-Con mucha satisfacción, pero con la preocupación de consolidar una nueva criatura que nace de la fusión de los colegios de Granada y Sevilla. Hay que coordinar a 600 notarios, dando el mejor servicio al ciudadano.

-¿Cuales son los problemas a los que se enfrenta el Colegio?

-La crisis económica está golpeando de forma muy importante y muy grave a las notarías, que en los últimos 20 ó 25 años se han centrado en el sector inmobiliario y en el financiero, que son los que más la están padeciendo. El trabajo se ha reducido de forma alarmante y hay que mantener el empleo y dar el mismo servicio.

-¿Cuáles son los objetivos de estos cuatro años?

-Que la fusión sea armónica, sin desajustes que repercutan en la labor notarial, pues al ser dos colegios distintos, aunque en lo sustancial coincidimos, hay normas distintas, con lo que ahora hay que hacer un trabajo de unificación para que la actuación de un notario en Cádiz sea igual que la de uno de Almería.

-Antes hablaba de los efectos de la crisis. ¿En qué porcentaje ha bajado el trabajo?

-Oscila mucho porque la crisis está golpeando de forma distinta. En los pueblos se nota menos, porque el boom desarrollista y financiero fue menor y porque tienen una vida más tradicional. Afecta más a las zonas costeras y urbanas, pero no hay un porcentaje uniforme, mientras que la bajada generalizada es de un 10% ó 15%, otras notarías, sobre todo las urbanas, pueden llegar a un 60% ó 70%.

-¿Esperabais la crisis ?

-No, esperábamos una ralentización de la actividad inmobiliaria y financiera, pero no una crisis de tal gravedad y de tal intensidad. Nos ha cogido de sorpresa. Llevo 41 años de notario y he conocido muchas crisis, pero no de la intensidad y de la duración que va a tener ésta.

-Como primer presidente del Parlamento andaluz, ¿cómo ve la vida política actual?

-La vida política en Andalucía discurre por vías de normalidad, con los enfrentamientos propios de una democracia. Ahora bien, la crisis está golpeando muy duro a Andalucía y me preocupa porque va a generar paro, dificultades económicas y conflictividad social.

-¿Ha cambiado mucho la política en 20 años?

-Sí ha cambiado, ha ganado en medios y en experiencia. Nosotros éramos unos ingenuos, en el sentido etimológico de la palabra, y teníamos la ilusión de algo que estaba naciendo. Cuando se llega a la madurez se es más reposado, no hay las metas ni los retos que hay en el inicio de las instituciones y hay un cierto cansancio porque vemos con normalidad la vida democrática.

-¿Qué le parece el proyecto del Parlamento de hacerse con San Hermenegildo?

-Me parece magnífico. El Parlamento no debe limitarse a lo que son sus actividades parlamentarias, si se extiende a otras actividades de tipo cultural o históricas hace muy bien, más aún si es un lugar cuando es un símbolo de la vida parlamentaria y libertades que se debe conservar.

-¿Echa de menos la política?

-No, no. Llevo siete años como decano del colegio notarial y la política notarial me llena. Además, tengo otros cometidos de tipo jurídico. Me falta tiempo.

  • 1