Local

El tráfico de Bueno Monreal se desviará un año por Ilundain

La obra del túnel no requerirá el corte total de La Palmera ni de Manuel Siurot

el 03 nov 2009 / 21:11 h.

TAGS:

El próximo lunes día 9 arrancarán las obras para construir el paso soterrado de Cardenal Bueno Monreal en el cruce con la avenida de la Palmera y Manuel Siurot, así que los conductores que usen el acceso sur del Aljarafe por el puente de las Delicias tendrán que dar un buen rodeo si quieren llegar, por ejemplo, a la zona de Diego Martínez Barrios.


Las obras, que durarán un año y se enmarcan en el Plan Proteja de la Junta (que pagará 5,8 millones de euros), afectarán a un tramo de 463 metros de Bueno Monreal, desde el Seminario hasta Villa Luisa, si bien el túnel tendrá 177 metros de longitud, desde el cruce de La Palmera hasta pasado Manuel Siurot. La Palmera mantendrá dos carriles por sentido, mientas que Manuel Siurot tendrá uno en cada dirección durante los trabajos.

Eso sí, el corte de Cardenal Bueno Monreal obligará a los conductores que lleguen del Aljarafe a desviarse por la avenida de las Razas, Paéz de Ribera, Cardenal Ilundain y Antonio Maura Montaner para llegar a Bueno Monreal a la altura de El Porvenir. El itinerario inverso será: Bueno Monreal, Tabladilla, Cardenal Ilundain, Paéz de Ribera y avenida de las Razas, donde sí se podrá girar a la izquierda para circular por el puente de las Delicias.

El delegado de Movilidad, Francisco Fernández, fue el encargado de anunciar ayer este recorrido alternativo, que ya tiene detractores. El presidente de Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, manifestó a la Cadena SER que el caos está "garantizado durante un año mínimo". A su juicio, las obras son necesarias, pero la ruta alternativa consta de vías de un solo carril, fundamentalmente por la doble fila en ciertas calles.

Cardenal Bueno Monreal, según los datos recogidos en los últimos cinco años por Movilidad, registra en las horas punta 5.000 movimientos. Es decir, que en una hora llegan a pasar 2.612 vehículos desde el puente de las Delicias hacia el interior de la ciudad y otros 2.406 en la dirección contraria. "Por esto se requería una canalización, algo que ya estaba previsto en el Plan Integral de Ordenación Viaria de la ciudad y que se viene estudiando desde 1999", indicó Fernández.

El delegado justificó el retraso en el inicio de la obra del paso soterrado en que se ha analizado "al detalle" todos los desvíos de servicios y la propia ejecución del túnel "para que no haya demoras durante los trabajos". Y es que los plazos del Plan Proteja de la Junta son claros: "Desde el inicio de la obra hay 18 meses", según Fernández.

El lunes empezará a modificarse los semáforos y el alumbrado público, así como se desviarán las redes de telefonía, fibra óptica, electricidad, agua y gas. "La obra es muy compleja", apostilló Fernández, quien garantizó "la circulación por toda la zona" y la existencia de un carril exclusivo para emergencias.

Tras la obra, los tres carriles de Bueno Monreal por sentido se convertirán en un carril en cada dirección en superficie (para girar) y en dos por sentido bajo el túnel.

La ampliación del tranvía y el túnel del Tamarguillo, también para noviembre

Noviembre será el mes de las grandes obras. El delegado de Movilidad del Ayuntamiento, Francisco Fernández, anunció ayer que este mismo mes de noviembre también arrancarán las obras del paso soterrado de la ronda del Tamarguillo con la avenida de Andalucía, así como la prolongación del Metrocentro del Prado a Viapol.

"No hay fecha aún porque estamos detallando el proyecto para que no haya demoras en plena obra. Estamos en plazo, puesto que los trabajos empezarán en breve, también en noviembre", apostilló Fernández ayer en rueda de prensa.

Entre los estudios previos que se han realizado está la compatibilización del túnel del Tamarguillo con la futura línea 4 del Metro, que podría compartir los muros pantallas con el paso soterrado.

En cuanto a la ampliación del tranvía, el Gobierno municipal ya ha solicitado al Ejecutivo central una prórroga (puesto que se pagará con fondos del plan 8.000 estatal). Así, el Ayuntamiento dispondrá de seis meses más de lo previsto, pudiendo acabar la obra el 30 de junio del próximo año. Dado que los trabajos se iniciarán también durante este mes y durarán siete meses, "nos sobrarán días", según el delegado, que achacó el retraso a la adjudicación de la dirección facultativa que pagará Tussam y que se aprobará mañana en la junta de gobierno local.

  • 1