Local

El tranvía tardará cuatro años en circular sin catenarias hasta el Prado

Las pruebas de la ampliación del recorrido hasta San Bernardo se iniciarán en el mes de diciembre

el 15 nov 2010 / 06:22 h.

TAGS:

Seis meses después de que el primer tranvía con la autonomía suficiente para circular sin catenarias se pusiera en marcha en Sevilla, el Ayuntamiento ya tiene una estimación del tiempo que se requerirá para una aplicación completa de esta tecnología en el tramo comprendido entre la Plaza Nueva y el Prado. La primera fase, como ya anunció el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, se llevará a cabo en marzo de 2011, cuando está previsto que lleguen los nuevos vehículos, y afectará sólo al tramo comprendido entre el Archivo de Indias y  la Plaza Nueva. Un año después habrá opciones de intervenir en   la calle San Fernando; dos después, en 2013, habrá capacidad para hacerlo entre el Prado y San Fernando y, finalmente, en 2014 se podrán quitar los cables situados en la Avenida de la Constitución, entre  Puerta de Jerez y el Archivo de Indias.


En mayo de 2010, el Ayuntamiento, a través de Tussam, dio el primer gran paso para el cumplimiento del compromiso del alcalde de suprimir las catenarias en el recorrido del Metrocentro –un compromiso adquirido para hace tres años–. En esa fecha se puso en servicio la primera unidad con un sistema de autonomía de Acumulación de Carga Rápida (ACR) que permitía circular una parte del recorrido sin los cables, mediante un sistema de recarga en las distintas paradas. Las pruebas, según explicaron desde la empresa, han sido positivas. Se han introducido mejoras en el modelo y se ha obtenido “una alta fiabilidad”.


En marzo de 2011 está previsto que CAF-Santana aporte los cuatro nuevos tranvías, todos ellos con este sistema. Los  vehículos tendrán un ancho inferior a los actuales, de 2,4 metros, lo que les permitirá circular por las calles del casco histórico y disponen de un sistema que les permite desplazarse sin catenaria una distancia de entre 800 y 1.000 metros al poder recargarse con paradas de 30 segundos en las estaciones. Tras la llegada de estas nuevas unidades y de unas obras de adecuación de los andenes que está previsto que duren un fin de semana –en el que se suspenderá el servicio–, las catenarias desaparecerán de forma definitiva del tramo comprendido entre el Archivo de Indias y la Plaza Nueva. La misma zona sobre la que se ha actuado en los últimos años en Semana Santa ante las protestas de las hermandades. A partir de ahí, está diseñada una estrategia de actuación con el horizonte en 2014. Hasta entonces no se liberará todo el trayecto actual del Metrocentro y seguirán los cables entre la Puerta de Jerez y el Archivo de Indias. En este área se requerirá de la implantación de un modelo distinto de catenaria para las recargas en las  actuales paradas.


Dentro de este cronograma no entra la siguiente fase del Metrocentro, la que lleva el tranvía desde el Prado hasta San Bernardo. El delegado de Movilidad, Francisco Fernández, anunció ayer que estas obras se encuentran prácticamente concluidas  y que para el mes de diciembre podrán empezar las pruebas de servicio, de forma que a finales de febrero pueda estar en marcha. De momento, las catenarias sólo esperan el suministro eléctrico y la zona verde que rodea el trazado del tranvía sólo está pendiente del abastecimiento de agua para su implantación.


Según los datos de la Delegación de Movilidad, la obra civil se encuentra ya al 98% y la instalación de los andenes ya ha concluido –el tranvía ya puede llegar hasta San Bernardo, después de las pruebas realizadas este fin de semana–. Quedan ahora pendientes los ensayos, la adecuación de la zona y que se habilite el intercambiador de bus, tranvía y taxi junto al Cercanías. 

  • 1