Local

El trasplante de cara acaba tras 30 horas de operación

Los preparativos se iniciaron el lunes y la intervención terminó ayer a las 11.00.

el 27 ene 2010 / 08:49 h.

TAGS:

La consejera de Salud ofrece los detalles de la intervención a los periodistas.
Ha durado 30 horas. Los preparativos para el trasplante de cara en el hospital Virgen del Rocío, el segundo de este tipo que se realiza en España y el noveno en todo el mundo, comenzaron el lunes.

La intervención quirúrgica, que empezó casi ocho horas más tarde, se inició a las cinco y media de la madrugada del martes y concluyó a las 11.00 de la mañana de ayer. Según informó la consejera de Salud, María Jesús Montero, el equipo médico que ha realizado esta compleja operación está "muy satisfecho".

Montero, sin embargo, no aportó datos pormenorizados de la intervención ni de la identidad del paciente o del donante. "Salvo por consentimiento expreso de las familias tanto del donante como del receptor no podemos dar datos relativos que permitan identificar a ninguno de las personas que han participado en este proceso. La ley protege a donante y receptor", señaló la consejera.

La responsable de la sanidad andaluza aseguró que una vez pasen las primeras 72 horas tras la operación se ofrecerá más información sobre el proceso realizado en el Virgen del Rocío. Este tiempo es "fundamental", dijo Montero, para conocer si el trasplante facial no tiene ningún tipo de rechazo al receptor, "según viene siendo habitual en cualquier tipo de órgano trasplantado", recordó la consejera.

Han sido 30 horas y 23 especialistas implicados directamente en el proceso, que ha estado dirigido por Tomás Gómez Cía, responsable de la Unidad de Reimplantes y Grandes Quemados del complejo sanitario sevillano.

Entre estos 23 profesionales hay nueve cirujanos (cinco plásticos y cuatro maxilofaciales), tres anestesistas, un oftalmólogo, un anaplastólogo (encargado de restaurar partes del cuerpo con diversos materiales), tres médicos residentes y seis profesionales de enfermería.

Junto a éstos, también dieron cobertura de apoyo hasta seis servicios del hospital: Cuidados Críticos, Radiología, Inmunología, Bioquímica, Hematología y Microbiología. La operación, por tanto, ha puesto a prueba la capacidad médica y organizativa del Virgen del Rocío.

El complejo sanitario sevillano recibió el 21 de septiembre del año pasado -tras ser aprobado por la Comisión Nacional de Trasplantes y la Autonómica de Ética e Investigación Sanitaria- la autorización para realizar este proceso.

En ese momento, el hospital de La Fe de Valencia ya había practicado el primer trasplante de cara en España. Éste se había realizado el 18 de agosto y estuvo dirigido por el cirujano Pedro Cavadas. En este caso, la operación se prolongó durante 15 horas y el receptor fue un varón de 43 años.

En España, sólo este hospital, el Virgen del Rocío y el Vall d'Hebrón de Barcelona tienen permiso para realizar estas intervenciones, si bien el último centro aún está a la espera de encontrar un donante adecuado desde que el 11 de agosto de 2009 la Comisión Nacional de Trasplantes autorizara la solicitud de un trasplante de cara del hospital Vall d'Hebrón.
ocho casos anteriores.

Antes de los dos trasplantes de rostro realizados en España, en el mundo sólo se habían hecho siete: cuatro en Francia, dos en Estados Unidos y uno en China.

El primero se produjo el 27 de noviembre de 2005. Isabelle Dinoire, de 38 años, fue operada en el hospital de Amiens. Tenía el rostro desfigurado porque había sido atacada por su perro.

Dos de los pacientes trasplantados de rostro han muerto. Uno, en China, debido a que el receptor dejó de tomar la medicación. El otro, en Francia, en 2009, tras una operación para eliminar una infección en el paciente.

Esta última, precisamente, fue uno de los casos más complejos hasta el momento. Ocurrió en un hospital de París el 4 y el 5 de abril de 2009. Ha sido el primer caso de trasplante simultáneo de cara y antebrazos. El fallecimiento del paciente se produjo dos meses más tarde debido a la citada infección.

Otro de los casos más complejos fue el trasplante realizado en diciembre de 2008 en la Cleveland Clinic de Ohio (Estados Unidos) el 10 de diciembre de 2008 -fue el primer injerto de rostro en Estados Unidos-.

Los médicos sustituyeron el 80% de la cara de Connie Culp, una mujer a la que su marido disparó en la cara en 2004. Antes del trasplante, la paciente, que se había sometido ya a más de 30 operaciones fallidas, no podía comer alimentos sólidos ni beber de un vaso. En febrero de 2009 había recuperado el olfato y podía comer por sí misma.

  • 1