Deportes

El trébol se queda sin hojas y a los merengues sólo les resta la Liga

El Real Madrid, el equipo con mejor historial del fútbol español, sólo puede aspirar a ganar esta temporada el título de Liga, después de un flojo mes de febrero que derivó en un decepcionante arranque de marzo, con la eliminación de la Liga de Campeones, a manos de la Roma.

el 15 sep 2009 / 01:15 h.

El Real Madrid, el equipo con mejor historial del fútbol español, sólo puede aspirar a ganar esta temporada el título de Liga, después de un flojo mes de febrero que derivó en un decepcionante arranque de marzo, con la eliminación de la Liga de Campeones, a manos de la Roma.

Tras haber perdido ante el Sevilla, prácticamente en pretemporada, la Supercopa de España; y haber sido eliminado en Copa del Rey por el Mallorca, a mediados de enero; el miércoles la Roma dejó fuera de la máxima competición europea a los blancos, tras vencerles en el Santiago Bernabéu con idéntico resultado al registrado dos semanas antes en la capital italiana (1-2).

El 7-0 endosado en el Bernabéu al Real Valladolid fue lo único realmente positivo para la afición madridista en un mes de febrero para olvidar, que había arrancado una semana antes con derrota en el estadio Mediterráneo ante el recién ascendido Almería (2-0). El día 16, los blancos 'rehabilitaron' en Sevilla al Real Betis, que se impuso por 2-1, tres días antes de la derrota en Champions -con el mismo resultado- en el Olímpico de Roma.

De vuelta de Italia, el Getafe sorprendió a los merengues en el 'mini-derbi' capitalino, en el que se impusieron por la mínima en el estadio del 'grande', tras una acción infantil que dio la victoria al equipo que dirige Michael Laudrup, que, junto al Barcelona, es el único español que se mantiene vivo en tres competiciones.

Ese día, la ventaja liguera del Madrid se redujo a dos puntos, que volvieron a ser cinco el pasado fin de semana tras la victoria de los de Bernd Schuster en Huelva (2-3) y la exhibición del Atlético de Madrid ante el Barcelona (4-2).

Pero, con los tantos de Taddei y del montenegrino Mirko Vucinic -que además, había forzado anteriormente la expulsión del central portugués Pepe-, los italianos dejaron fuera de Europa al Madrid, poniendo fin al sueño de lograr este año un décimo título en el principal torneo continental por clubes. Olvidado ya, además, el del 'triplete'.

Desde que eliminara al Nápoles, hace veinte años justos, el Madrid no ha sido capaz de echar de una competición europea a un equipo italiano.

La temporada 88-89, el Milan de los Gullit, Van Basten y Rijkaard le vapuleó en semifinales, un año antes de repetir eliminación en octavos. El curso 91-92 fue el Torino el que eliminó al Madrid en Copa de la UEFA. Y, con anterioridad al que se resolvió el miércoles, los tres últimos emparejamientos ítalo-madridistas (95-96, en cuartos; 2002-03, en 'semis'; y hace cuatro años, cuando arrancó la 'maldición de octavos') se resolvieron a favor de la Juventus de Turín.

Cierto es que el club blanco ha iniciado esta campaña un proyecto nuevo al que las numerosas lesiones no han permitido consolidarse aún. Schuster, que también debutó esta temporada en el banquillo, sólo ha contado en una sola ocasión con la que entiende que es su defensa titular: la formada por Ramos, Pepe, Cannavaro y Heinze. Con la que ganó en Barcelona (0-1). Donde dio en diciembre un golpe importante al campeonato de la regularidad, que comanda con cinco puntos sobre los blaugrana. Y en el que ha ganado a domicilio a cuatro de los grandes del balompié español: Villarreal (0-5), Valencia (1-5), Athletic de Bilbao (0-1) y At. Madrid (0-2).

Ganando el título de Liga, el club que preside Ramón Calderón cerraría el curso con nota alta. Pero sin él, muchos lo considerarán un suspenso claro: al Real Madrid ya no le queda el término medio. A comienzos de año eran muchos los que soñaban con ganar el trébol (Liga, Copa y Champions), un trébol que cada vez tiene menos hojas.

  • 1