Economía

El tren que no espera

El presidente de Vodafone, Francisco Román, inaugura los desayunos del Club de Directivos Andalucía del Instituto de Estudios Cajasol

el 30 ene 2014 / 21:19 h.

TAGS:

15447892 Miguel Rus, Antonio Pulido, Francisco Román y Javier Blanco. El presidente de Vodafone, Francisco Román, instó ayer a incorporar a los jóvenes a la s empresas y a invertir en tecnología para ser más competitivos, en el primer desayuno-coloquio del Club de Directivos Andalucía, al que también asistió el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, y que siguieron más de 150 directivos andaluces. En su conferencia, Román señaló que se debería dar cabida a los jóvenes «por muchas razones», entre las que detalló que están más orientados a resultados, más preparados para la incertidumbre, mejor adaptados al cambio, son más creativos y, como contraprestación, piden cosas «que todos querríamos» como conciliación, un buen ambiente de trabajo y desarrollo profesional. En cuanto al uso de la tecnología señaló la urgencia por incorporarla a la empresa, sobre todo, a las pequeñas y medianas empresas (pymes), que forman el 90 por ciento del tejido productivo y cuentan con dos dificultades, «el tamaño, que son demasiado pequeñas para competir, y la penetración tecnológica, que no es la que debiera» si quieren crecer e internacionalizarse. «La tecnología transforma nuestra propia compañía. No hay alternativa. Sin tecnología seremos menos competitivos», subrayó Román, que se mostró muy agradecido por inaugurar el ciclo de conferencias en el Club de Directivos del Instituto de Estudios Cajasol, una herramienta para «compartir y cruzar información en unos tiempos acelerados con cuotas de incertidumbre mayores». «Si la tecnología siempre ha transformado, ahora se caracteriza por la aceleración. Esto nos da una enorme oportunidad. Si estamos en un país y una región donde las cosas cambian en sentido macro, hemos de mirar el mundo para aprovechar la oportunidad. O nos enganchamos o perdemos el tren», destacó Román. Reforzando esta idea, indicó que “en la Unión Europea el 88 por ciento de las empresas ha observado una mejora de las relaciones con sus clientes por la inversión en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación)» y puso el acento en que, en España, el «81 por ciento tiene intención de invertir» en procesos de monitorización, automatización y uso de canales que mejoren las comunicaciones. «No hay alternativas, sin tecnología seremos menos competitivos», expresó Román, asegurando que, a pesar de todo, «se trata de hacer lo de siempre, con el cliente en el centro». En cuanto a Andalucía, que supone el 20 por ciento de los ingresos de Vodafone en España, llamó la atención sobre el momento que se vive y resaltó la importante colaboración público-privada que se produce en la región. No obstante, puso el acento sobre «el riesgo de euforia» al pasar de malas noticias a buenas, del pesimismo al optimismo. «El espíritu optimista es importante, hay grandes problemas estructurales, pero el espíritu de la evolución de las magnitudes macro ha cambiado», señaló, al tiempo que precisó que «participamos en la sensación de que hay un gran oportunidad en España en términos de inversión». Así, en Vodafone, se está viendo que el deterioro, que «era trágico», en la tercera parte del negocio que suponen los contratos con empresas «se ha parado». «Antes se perdían empresas no por la competencia sino porque éstas cerraban o porque se desprendían de partes de la empresa, pero esto ya ha pasado y vemos signos en sentido contrario». No obstante, la compañía «aún no ve este cambio en las cuentas de particulares». Por su parte, el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, señaló que con este Club de Directivos busca ser referencia para la empresa andaluza y destacó los 25 años del Instituto de Estudios Cajasol, que para este nuevo curso ha asumido «numerosos proyectos», entre los que se encuentra la expansión geográfica por Huelva, Cádiz, Córdoba y Málaga, también a Extremadura y Castilla-La Mancha. Así, además, señaló que para la Fundación Cajasol es una prioridad «absoluta» este tipo de acciones en el ámbito empresarial andaluz y el fomento de la cultura emprendedora, punto en el que recordó el nuevo programa para emprendedores de 100 caminos para el éxito. Pulido reiteró así el apoyo de la Fundación al Instituto y elogió la iniciativa del Club de Directivos Andalucía con actividades como ésta que suponen un «acercamiento esencial al mundo empresarial» y «a las grandes empresas que consolidan nuestra economía». Mientras, Miguel Rus, presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) y moderador del coloquio, remarcó que «estos encuentros empresariales no solo nos brindan el acceso y la posibilidad de conocer a quienes lideran actualmente la empresa, la economía y la política de nuestro país, sino que nos permiten impulsar las relaciones comerciales».

  • 1