miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Economía

El Tribunal de Cuentas pide regular el uso del avión oficial en campaña

Zapatero utilizó en las Europeas de 2009 el Falcon en dos actos, en Sevilla y Oviedo.

el 07 jun 2010 / 14:26 h.

Zapatero, José Bono y Félix Sanz presencian un reabastecimiento en vuelo desde un Falcon en el año 2005.

El Tribunal de Cuentas ha pedido una regulación específica del uso de medios de transporte oficiales en las campañas electorales por parte de las autoridades públicas pues considera que esa normativa ayudaría a "despejar incertidumbres" como la que se generó en las elecciones europeas de 2009 por la utilización del avión militar Falcon a disposición de Presidencia del Gobierno para que José Luis Rodríguez Zapatero acudiera a mítines del PSOE.

El órgano fiscalizador hace esta sugerencia en un informe que acaba de remitir al Congreso sobre la contabilidad de los partidos que concurrieron a las elecciones europeas de junio de 2009, en cuya campaña las candidaturas gastaron en conjunto 36,8 millones de euros y lograron créditos bancarios por valor de 22,6 millones de euros.

Fue el PSOE el partido que más dinero dedicó a esta campaña, 8,6 millones de euros en operaciones ordinarias y 5,3 en envíos de propaganda, en tanto que el Partido Popular gastó algo menos, ocho millones en gastos ordinarios y también 5,3 millones para propaganda.

Ahora bien, en cuanto al uso de medios públicos usados por razones de seguridad para desplazamientos de las autoridades de las Administraciones Públicas, así como de otros medios privados, con ocasión de su participación en las campañas electorales, la Ley Electoral considera únicamente gastos electorales los realizados por el partido, "sin que esté regulado el sistema de imputación de estos otros costes a las campañas electorales, y en concreto en los casos en que los citados desplazamientos puedan coincidir, además, con otros actos institucionales ajenos al proceso electoral", relata el Tribunal. En el caso del Falcon, no hay constancia pues el PSOE no declara esos gastos al considerar que se trata del uso de recursos públicos en razón del cargo que se ostenta, máxime cuando se habla del presidente del Gobierno de la Nación. Por ello, y para "despejar posibles incertidumbres que se pudieran suscitar desde la perspectiva del control sobre este tipo de costes", el Tribunal de Cuentas recomienda establecer una regulación específica.

El empleo de un avión Falcon por parte del presidente para acudir a actos del PSOE fue motivo de polémica en fechas previas a las elecciones al Parlamento Europeo de 2009 -en concreto a un mitin en Dos Hermanas (Sevilla) y a otro en Oviedo, hasta el punto de que el PP presentó una denuncia en la Junta Electoral Central, que se declaró no competente para evaluar las razones de seguridad alegadas por el Gobierno para justificar su uso.

A este respecto, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, afirmó ayer tras conocer la recomendación del Tribunal de Cuentas que Zapatero ha utilizado medios oficiales de transporte en campaña electoral en razón de "la naturaleza de su cargo". A su juicio, no puede prescindir de su condición de presidente durante unas horas.


  • 1