Local

El Tribunal de Cuentas revela el caos financiero en Marbella desde 2002

Un informe del Tribunal de Cuentas destaca la absoluta "falta de organización" y "descontrol" en la gestión del Ayuntamiento de Marbella entre 2002 y 2006, períodos en los que ejercieron como alcaldes Julián Muñoz y Marisol Yagüe. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 07:42 h.

TAGS:

Un informe del Tribunal de Cuentas destaca la absoluta "falta de organización" y "descontrol" en la gestión del Ayuntamiento de Marbella entre 2002 y 2006, períodos en los que ejercieron como alcaldes Julián Muñoz y Marisol Yagüe. El documento calcula que a finales de 2005 el desequilibrio financiero en el consistorio era de 335 millones de euros.

La lista de irregularidades destapada por el órgano fiscalizador es interminable: aprobación de proyectos y presupuestos de obras inexistentes, se realizaban pagos "sin que existiera procedimientos de control", "el pleno del Ayuntamiento no tenía información" de la gestión económica, no se justificaban los gastos, el alcalde firmaba convenios sin pasar ningún tipo de revisión por parte de los órganos competentes, se abonaban materiales y servicios "a precios muy superiores a los de mercado"? y así un largo etcétera de actuaciones destinadas a crear un sistema que facilitara la apropiación indebida de fondos públicos.

El Tribunal de Cuentas ha aprobado de manera definitiva este informe, que engloba los últimos cuatro años de gobierno del GIL. La fiscalización se produce desde enero de 2002 -en abril de ese ejercicio dimitió Jesús Gil como alcalde- hasta abril de 2006, cuando se constituyó la gestora que se hizo cargo del gobierno municipal tras desarrollarse la operación Malaya. En este tiempo Marbella tuvo dos regidores, Muñoz y Yagüe, ambos imputados en el famoso caso de corrupción urbanística.

Los balances de cuentas "no reflejaban la situación real". El déficit que arrastraba la tesorería era de 193 millones de euros, mientras que las sociedades mercantiles dependientes del consistorio soportaban un pasivo de 126 millones de euros, no registrado en las cuentas. A finales de 2005 el descuadre financiero era "al menos" de 335 millones de euros, "que representa más del 181% del presupuesto inicial y un desequilibrio de 2.669 euros por habitante".

En el caso concreto de la contratación de obras y suministros, el Tribunal de Cuentas ha detectado más de una veintena de irregularidades. Operaciones por valor de 22 millones de euros que no se justificaron y que supusieron perjuicios para las arcas municipales de 17 millones de euros. Por ejemplo, en jardinería del paseo marítimo se pagaron 130.000 euros para plantar 340 palmeras y sólo se pusieron 79, y una factura de 170.000 euros para la instalación de césped artificial en el campo de fútbol de Las Chapas, que nunca se colocó.

66 millones sin ingresar . Los dos alcaldes de Marbella que ejercieron mandato en el período investigado, Julián Muñoz y Marisol Yagüe, firmaban acuerdos sin ser sometidos a ningún tipo de control de los órganos competentes. Según este informe, el Ayuntamiento dejó de percibir más de 66 millones por la enajenación de terrenos públicos a precios inferiores a los de mercado y por incrementos de edificabilidad en diferentes convenios.

El documento del órgano fiscalizador concluye que la mitad de los acuerdos firmados por los dos regidores, se hicieron a espaldas de la Comisión de Gobierno, lo que "evidencia la falta de control de los pactos y negociaciones que suscribían los alcalde". Esta forma de actuar provocó que las arcas municipales dejaran de ingresar millones de euros, ya que no se podían reclamar estos abonos.

Tan sólo en uno de los convenios con la empresa Aifos, el ayuntamiento perdió 23 millones en pagos. En otra ocasión, llama la atención la operación para adquirir una finca por parte del consistorio para destinarla a vertedero municipal en 2003. Los propietarios del suelo consiguieron permutarla con el consistorio por un precio 60 veces superior al que la había comprado cinco meses antes.

  • 1