El Tribunal de Cuentas sospecha de donaciones anónimas a IU

La federación andaluza ingresó 300.000 euros no justificados.

el 27 dic 2013 / 21:37 h.

Izquierda Unida de Andalucía recibió cerca de 300.000 euros de donantes no identificados, al igual que el Partido Aragonés (82.000 euros), mientras que el PSOE, PSC e IU ingresaron donaciones en cuentas bancarias no destinadas exclusivamente a este fin. Son datos ofrecidos ayer por el presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, quien alertó sobre la falta de personal que aqueja a la institución que dirige, en particular la unidad que vigila la contabilidad de los partidos políticos, lo que ha obligado a transferir profesionales de otras áreas de fiscalización. En las donaciones privadas, los partidos obtuvieron 8,7 millones en 2011, siete millones en 2010 y 6,2 millones en 2009, y se detectaron diversas irregularidades. Álvarez de Miranda presentó en el Congreso del informe del Tribunal de Cuentas sobre la contabilidad de los partidos políticos y de sus fundaciones de los ejercicios 2009 a 2011. Avanzó que su intención es reforzar esa unidad de “manera permanente”, por lo que sería “imprescindible” incorporar nuevo personal. Sobre el contenido del informe, publicado hace mes y medio, Álvarez de Miranda destacó la situación “crónica” de casi una veintena de partidos que en 2011 cerraron en “quiebra técnica”. La deuda que tenían los partidos con entidades de crédito ascendió a 275,3 millones de euros en 2011, cifra que fue de 218,4 en 2010, y de 237 millones de euros un año antes. Una de estas formaciones, IU, renegoció varios créditos en 2009, consiguiendo la condonación de los intereses de demora por medio millón de euros. El informe también incide en que varios partidos entregaron sus cuentas fuera de plazo, destacando las diferentes federaciones de IU, según señaló en su comparecencia el responsable del ente fiscalizador. El presidente del Tribunal de Cuentas recordó que se espera un nuevo cambio legal que espera que corrija situaciones como donaciones de personas jurídicas insuficientemente  documentadas o con empresas que contratan con la administración, aportaciones de particulares no identificados, operaciones de condonaciones de créditos que convierten a los bancos en  contribuyentes del partido, o subvenciones para gastos de seguridad que no se utilizan para ese fin y que habrá que devolver.

  • 1