El Tribunal de Justicia de la UE niega que la carretera de El Rocío sea peligrosa para el lince

Desestima así una demanda de la Comisión Europea contra España por las obras de la Junta de Andalucía que en 1999 asfaltaron este camino rural por Doñana.

el 20 may 2010 / 17:14 h.

  • El Tribunal de Justicia de la UE descartó ayer que el asfaltado del camino rural que conecta Villamanrique de la Condesa con El Rocío y atraviesa el parque nacional de Doñana suponga “un riesgo elevado” para el lince, si bien precisó que el estado general de la reserva podría no ser el mejor para la conservación del felino. De este modo, en una sentencia hecha pública ayer, la máxima instancia judicial de la UE establece que no se puede demostrar que España haya incumplido la legislación sobre conservación de hábitats naturales y de la fauna y flora al haber permitido el asfaltado de la ruta.

    El alto tribunal se pronuncia así sobre el litigio iniciado por la Comisión Europea contra España en 2007, con motivo del acondicionamiento llevado a cabo por la Junta de Andalucía del camino rural por considerar que el proyecto, aprobado en 1999, afectaba a un área excepcionalmente sensible para la subsistencia del lince. Según la Comisión Europea, el camino rural, ahora asfaltado y que bordea y atraviesa parcialmente la reserva, fragmenta el hábitat de esta especie, dificulta su dispersión y la conexión entre las distintas áreas de agrupamiento y expone principalmente a los ejemplares jóvenes a un riesgo de muerte por atropello.

    De hecho, el asfaltado se supeditó a medidas como la construcción de pasos de fauna, la señalización adecuada y el vallado de exclusión de especies a lo largo del tramo por el parque nacional. De este modo, las obras de acondicionamiento fueron objeto de medidas correctoras que se ejecutaron progresivamente.

    En todo caso, el tribunal de Luxemburgo desestima ahora la denuncia de la Comisión Europea, al considerar que no se demuestra que la ejecución del proyecto haya tenido una “incidencia real” en la fragmentación del territorio del lince en Doñana.

    Pese a que la corte tiene en cuenta que entre 2000 y 2004 murieron dos linces en esa vía, señala que desde que finalizó la ejecución de las medidas correctoras –a finales de 2004– no se produjo ningún atropello en dicha carretera. Por ello, los jueces descartan que la carretera conlleve en sí misma “el riesgo de provocar la desaparición del lince”, si bien recalcan que la situación de la reserva en su conjunto “podría no ser satisfactoria a la vista de las exigencias de conservación de esta especie”.

    ENFRENTADOS.
    La polémica tiene ya más de una década de historia, básicamente entre los ecologistas, que consideran que nunca debió permitirse que un camino rural terminara convertido en una carretera, y los vecinos que hacen uso de ella. Los alcaldes del entorno han defendido las bondades del acondicionamiento de la vía por cuanto que es clave para la comunicación de diversos núcleos, lo que contribuye al desarrollo económico. Es más, hay quien cree incluso que debe acondicionarse mejor y no tener tan limitada la velocidad. En cambio, sus detractores critican que se emplee principalmente para cortar camino para ir a las playas de Huelva y a más de 120 kilómetros por hora. WWF y Ecologistas en Acción volvieron ayer a exigir su desmantelamiento tras conocer esta sentencia.

    • 1