Deportes

El Tribunal Supremo rechaza la acusación de Lopera a Ayala por retrasar el caso

El exmandatario bético considera que había provocado “dilaciones” en el proceso perjudiciales para él.

el 15 mar 2012 / 12:30 h.

José Antonio Griñán en un acto ayer en Granada.

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso contencioso-administrativo que la defensa del expresidente del Betis, Manuel Ruiz de Lopera, presentó contra la actuación de la jueza Mercedes Alaya en el caso que instruye contra él al considerar que había provocado "dilaciones" en el proceso perjudiciales para él.

Lopera ya se quejó del ritmo de trabajo de Alaya al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuya comisión disciplinaria archivó su recurso, una decisión que la defensa del expresidente recurrió ante el Supremo y que éste avala ahora.

 

La defensa argumenta, entre otras cosas, la tardanza en remitir dos recursos de apelación que presentó en junio y julio de 2010 y que Alaya no envió a la Audiencia hasta mediados de agosto, así como el retraso al resolver un recurso de reforma interpuesto por Lopera en agosto de 2010 y no resuelto hasta diciembre.

Sin embargo, la jueza, en sus alegaciones al CGPJ recogidas también por el Supremo informa de que ha dictado 58 resoluciones durante el proceso que han motivado hasta 155 recursos de las partes y alerta de que además de "la extraordinaria carga de trabajo que con solo este asunto tiene este juzgado", el mismo tramita "tres causas de extraordinaria complejidad jurídico y fáctica relativas al tema de Mercasevilla". El juzgado de instrucción número 6, del que Alaya es titular, también investiga el caso ERE.

 

Aunque la defensa de Lopera esgrime que el informe de Alaya sobre las actuaciones realizadas en el caso "omite matices" y confunde algunas fechas sobre los recursos presentados y resueltos, si bien el Abogado del Estado considera "plenamente acreditado que el retraso que en su caso se hubiera podido producir se debe, además de a la acumulación de asuntos en el propio juzgado, a la propia actuación de los recurrentes".

En base a todo esto, el Supremo avala la decisión adoptada el pasado 15 de febrero por la Comisión Disciplinaria del CGPJ y rechaza que la jueza Alaya haya incurrido en dilaciones que merezcan efectos disciplinarios por su actuación.


  • 1