martes, 19 febrero 2019
16:16
, última actualización
Economía

El trigo duro busca marchante

Sevilla acoge una cita internacional para fomentar la venta del cereal

el 06 jun 2010 / 20:59 h.

En la imagen, un silo repleto de trigo. Los agricultores, alarmados por los excedentes.

El campo sigue sufriendo su particular crisis. Tampoco éste es buen año para el trigo duro que se hacina en los almacenes de los agricultures esperando compradores. Este cereal, del que Andalucía exporta el 80% de la cosecha nacional, ha sufrido una mala campaña de comercialización, ya que cuenta con unos excedentes de la cosecha anterior que se unen a las buenas expectativas de producción manejadas por los principales compradores.

Y es que a las 500.000 toneladas de trigo duro andaluz en stock de la campaña pasada hay que sumar otras 550.000 producidas este año, que han de venderse a los principales mercados, como el italiano, que cuenta ya con una importante reserva acumulada del año anterior. Una calidad más baja por las condiciones climatológicas y unos precios muy reducidos hacen de esta campaña "un lastre" para la exportación del cereal.

Así lo han apuntado en Sevilla el ingeniero agrónomo Rodrigo Fernández y los brokers Philip Werle y Luigi Vascello, durante la presentación de la II edición de la Bolsa Andaluza de Trigo Duro 2010, que se celebrará en la capital hispalense el jueves y el viernes. Se trata de un punto de encuentro entre vendedores y compradores para "dar salida" a un millón y medio de toneladas de trigo duro.

Así pues, el problema de fondo enraíza con una buena cosecha de la pasada campaña "en volumen y en calidad, pero no en expectativas", según Fernández, quien explicó que la producción de este año ha visto mermada su superficie en un 10-15%, pasando de 320.000 hectáreas recolectadas a las 258.000 de la campaña actual. En este sentido, la facturación que se espera es de 136 millones de euros, frente a los 200 millones recaudados el año anterior.

En cuanto al precio, la "buena calidad" de la campaña pasada supuso la comercialización del trigo duro a casi 250 euros por tonelada, mientras que este año se sitúa en algo más de 150 euros, "aunque esto varía incluso cada semana y todavía queda un mes de recolecta con lo que no sabemos aún lo que puede pasar", dijo Fernández.

Por otro lado, el broker Philip Werle apuntó que el trigo duro "es un producto que no tiene mercados emergentes", por lo que "hay que buscarle hueco en los existentes". Además, el cambio euro-dólar es un factor positivo, según Werle.

La Bolsa de Trigo Duro en su primera edición convocó en Sevilla a los principales representantes de la industria semolera y de la pasta a nivel mundial para "promocionar el grano andaluz frente a sus competidores". Este año, potenciales compradores procedentes de EEUU, Canadá, Australia, Dubai y Túnez, además de los europeos, participarán primero en una ronda de encuentros, para visitar después los trigales de Utrera y Carmona y comprobar así "las garantías" del trigo andaluz. Barilla, De Cecco, Panzani (Grupo Ebro), Agnesi, Gallo y Canadian Wheat Board serán algunas de las compañías representadas.

  • 1