Deportes

El triunfo del Betis en Soria no ha de ocultar sus carencias

El penalti y la expulsión de Pavón variaron el rumbo de un partido que se le puso muy feo a los verdiblancos.

el 04 dic 2010 / 17:05 h.

Emana hizo el 1-1 de penalti.

El Betis vuelve más líder  de la helada Soria después del valioso triunfo sumado ante un Numancia que se había hecho fuerte en su feudo de los Pajaritos (cinco victorias y un empate en sus seis últimos partidos) y que ayer, durante muchas fases del juego, se mostró muy superior al conjunto verdiblanco, al que sacó de apuros la enorme pegada de su tridente ofensivo, que ayer jugó por vez primera junto desde el inicio: Emana marcó el primer gol, Ruben Castro hizo el segundo (y le anularon un tercero de forma incomprensible) y Jorge Molina forzó el penalti y la expulsión del central Pavón que varió de forma decisiva el rumbo de un choque que se le había puesto al Betis muy cuesta arriba desde el inicio.

Pese a que el campo –helado en el área que el Betis defendió en la primera mitad– no estaba para muchos experimentos, Pepe Mel se decidió por estrenar su tridente ofensivo en Soria y prescindir de las bandas ahora que recién se ha operado Momo y Caffa sigue sin contar para nada. Atrás también era novedad la presencia de Roversio –que le ganó la partida a Belenguer tras la sanción de Miki Roqué– y en medio repitió el trivote Juande-Iriney-Salva Sevilla, que ya naufragó en Cartagena y ayer estuvo a un nivel muy bajo y a merced del rival durante casi todo el partido.

Desde el sorteo se vio a los sorianos con más decisión: eligieron campo y dejaron al Betis defender el área helada, donde mantener la verticalidad ya era todo un logro. Que le pregunten si no al brasileño Roversio, o a Isidoro, que las pasaron canutas ante todo un ‘especialista’ en jugar sobre hielo como el congoleño Cedric. El caso es que mientras los béticos procuraban no resbalar en cada carrera, los sorianos percutían una y otra vez con sumo peligro sobre el portal bético. Veamos: Barkero hizo temblar el larguero (4’) tras una gran asistencia de Cedric y poco después obligó a Goitia (7’) a lucirse y despejar a córner un trallazo suyo desde fuera del area. Luego llegó una falta absurda de Roversio (10’) y el gol de estrategia de Nano, una ocasión de Iñigo Vélez (11’), otro remate al palo de Dimas (12’)... toda una hemorragia la que sufrían los de Mel, hasta que Emana dijo aquí estoy yo.

El camerunés ya había avisado antes con un remate al palo (9’) tras una bonita pared con Jorge Molina. Ahora emergió con fuerza para cambiar de ritmo y superar a todo el medio campo rival con su potente zancada. Vio a Molina y con el exterior le dio un pase de gol que no fue tal porque Pavón no tuvo mas remedio que hacerle penalti. Y expulsión, claro. Ufff. Los béticos dieron un respiro. Marcó Emana y poco después Rubén Castro hizo el 1-2 tras una buena internada de Isidoro. El canario también hizo el 1-3, aunque el árbitro lo anuló de forma incomprensible.

El Betis, que pudo encajar fácil tres o cuatro goles en los doce minutos iniciales, debió irse al descanso con el partido resuelto. No fue así y le tocó sufrir de lo lindo. Nunca impuso su juego y el larguero volvió a echar una mano a Goitia, que vio cómo repelía un remate franco de Nagore (79’). No jugó bien el Betis, pero aún así ganó y cada vez es más líder. El equipo, no obstante, tiene muchos defectos que pulir.   

1 - CD. Numancia: Eduardo; Flaño, Jaio, Pavón, Nano (Del Pino, min. 73); Nagore, Dimas Garmendia (Víctor Andrés, min. 76); Cedric, Barkero e Iñigo Vélez (Gerard, min. 65).

2 - Real Betis: Goitia; Isidoro, Roversio, Dorado, Nacho; Iriney, Juande, Salva Sevilla (Miguel Lopes, min. 73); Emana, Rubén Castro y Jorge Molina (Cañas, min. 60).

Goles: 1-0, min.10: Nano. 1-1, min. 22: Emana, de penalti. 1-2, min.29: Rubén Castro.

Árbitro: Bernabé García (Murciano). Mostró tarjetas amarillas a Roversio, Rubén Castro, Jaio, Iriney y Cañas. Expulsó con roja directa a Pavón en el minuto 21 por penalti a Jorge Molina.

Incidencias: 4.000 espectadores en el Nuevo Estadio de Los Pajaritos de Soria, unos 400 de ellos seguidores verdiblancos. Partido correspondiente a la decimoquinta jornada en el campeonato nacional de Liga en Segunda división, Liga Adelante.

  • 1