Deportes

El trivote no sirve de nada a Manzano

El Sevilla cayó por cuarta vez consecutiva, aunque esta vez siendo merecedor de mejor suerte. Undiano Mallenco le perjudicó en dos acciones polémicas. La fórmula del trivote continúa sin funcionar.  

el 05 dic 2010 / 22:46 h.

El Sevilla no despierta, aunque esta vez cayó sin estrépito, mostrando capacidad de reacción y perjudicado por el árbitro. Manzano volvió a incluir a tres pivotes en el centro del campo (Zokora, Romaric y Cigarini) para reforzarlo pero, tal como sucedió en París, sirvió de poco. Ni el italiano mejoró a Renato ni los marfileños hicieron algo extraordinario. El Villarreal, sin Borja Valero pero con Senna y Bruno en el círculo central, les enguyó jugando a medio gas.

Hubo que esperar hasta la segunda parte para ver a un Sevilla con chispa y capaz de crear peligro. Hasta entonces, la pelota le duró un suspiro en sus pies, los hombres de banda (Perotti y José Carlos) intervinieron a cuentagotas y la falta de presencia tanto a nivel ofensivo como defensivo de los tres pivotes hizo que Kanouté, único delantero sobre el césped, dejara al equipo sin referencia arriba al tener que bajar a recibir. Ni un solo remate a puerta al descanso, ni un solo susto... Revelador.

Tras la reanudación, y con un gol en contra fruto de una talentosa acción ofensiva local, Manzano sacó a Negredo y Capel, y Kanouté ganó presencia en zona de peligro al alternarse con el madrileño. Le anularon un gol a ambos. Perotti se cambió de banda, Dabo y Fernando Navarro se sumaron al ataque y el Villarreal cedió el control del juego. Pese a la reacción, no hubo premio.

  • 1