Local

El TS rechaza indemnizar a una joyería robada por la supuesta pasividad policial

El Tribunal Supremo ha rechazado indemnizar con 301.537 euros a la Joyería Román de Sevilla por la supuesta pasividad de la Policía, ya que no tenía constancia de ello, a pesar de que la alarma estuvo sonando hasta agotar la batería. La sentencia del Supremo rechaza la responsabilidad del Ministerio del Interior porque "no se puede reprochar a la Policía Nacional no haber intervenido en un hecho del que no tenía noticia".

el 16 sep 2009 / 01:35 h.

TAGS:

El Tribunal Supremo ha rechazado indemnizar con 301.537 euros a la Joyería Román de Sevilla por la supuesta pasividad de la Policía en el robo de más de un millón de euros en joyas que sufrió un domingo del año 2001 mediante un aparatoso butrón.

La sentencia del Supremo, a la que ha tenido acceso Efe, rechaza la responsabilidad patrimonial del Ministerio del Interior porque "no se puede reprochar a la Policía Nacional no haber intervenido en un hecho del que no tenía noticia".

La Joyería Román, situada en la céntrica calle Rioja, fue víctima de un robo el domingo 22 de julio de 2001 mediante un butrón practicado desde un comercio contiguo, lo que motivó que la alarma estuviese sonando varias horas hasta que se quedó sin batería, aunque la Policía no detectó nada sospechoso y no actuó.

Según se supo posteriormente, los vecinos avisaron a la Policía Local, que acudió al lugar pero al ver que estaban los cierres intactos no hizo nada pues pensó que se trataba de una falsa alarma.

La negativa a indemnizar por parte del Ministerio del Interior contrasta con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que en enero de 2008 condenó al Ayuntamiento de Sevilla a pagar 495.306 euros, más los intereses legales, por "negligencia" de la Policía Local en el robo.

La sentencia del Tribunal Supremo confirma otra de la sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional y considera que no hay responsabilidad de la Administración porque "no hay relación de causalidad" entre la supuesta inactividad policial y el robo, pues la Policía no supo del delito hasta la denuncia recibida al día siguiente.

"Desde un punto de vista lógico, si la Policía Nacional hubiese acudido a la joyería durante las largas horas en las que los ladrones estuvieron allí, es casi seguro que habría impedido que huyeran con el botín", dice la sentencia, pero añade que "el buen sentido indica que a ningún cuerpo de seguridad se le puede reprochar no haber intervenido en un hecho del que no tenía noticia".

En tales casos, no basta con aceptar que la Policía habría impedido el delito, pues ello "conduciría a una ampliación irrazonablemente desmesurada de la responsabilidad patrimonial de la Administración", dice el Supremo.

Añade que es cierto que la Policía tiene el "deber objetivo de evitar la comisión de delitos", pero esa obligación "solo se concreta y se hace efectiva cuando tiene noticia de que se está produciendo un hecho delictivo, lo que no ocurrió en el presente caso".

Los ladrones de la Joyería Román, que nunca fueron detenidos, forzaron primero el candado de un pasaje, que permanece cerrado durante el fin de semana, y llegaron a sustituirlo por otro intacto para que no despertara sospechas.

Una vez dentro penetraron en una oficina, de ahí practicaron un butrón con una taladradora neumática para acceder a una zapatería y desde ésta llegaron al sótano de la joyería, de ahí que la Policía que inspeccionó el lugar no diese importancia a la alarma ya que los cierres exteriores estaban intactos.

  • 1