Local

El TS rechaza los últimos recursos contra la biblioteca del Prado

Aduce que "no tiene sentido volver a examinar" las razones que dio el alto tribunal andaluz, y que la ubicación suponía "limitar, disminuir, cercenar, debilitar o empequeñecer" el parque.

el 26 jul 2011 / 19:24 h.

TAGS:

El Tribunal Supremo (TS), a través de dos nuevas sentencias, ha desestimado los recursos de casación promovidos por el Ayuntamiento ,  la Universidad de Sevilla y la Administración autonómica , contra sendos fallos previos del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía  (TSJA), que anulaban de nuevo las determinaciones del Plan General de  Ordenación Urbana (PGOU) de la capital andaluza relativas a la  construcción de la biblioteca central universitaria en los jardines del Prado de San Sebastián.

Estas nuevas sentencias del Supremo, así,  siguen la senda marcada por una primera resolución del TS que ya  confirmaba un fallo del Alto tribunal andaluz que, a su vez, anulaba  ya tales aspectos impidiendo la construcción de esta biblioteca.

Se trata, en concreto, de dos sentencias emitidas por la sección  quinta de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal  Supremo y fechadas el 14 y el 21 de junio de 2011. La primera de  ellas, recogida por Europa Press, alude a los recursos de casación  impulsados por el Ayuntamiento hispalense, la Universidad de Sevilla  y la Junta contra un fallo previo de la sección segunda de la sala de  lo Contencioso Administrativo del TSJA que, el 25 de junio de 2009,  falló en favor de la comunidad de propietarios del número 16 de la  calle Infante Don Carlos en sus acciones judiciales contra dicho  proyecto.


LA APROBACIÓN DEL PGOU
Esta comunidad de propietarios, en concreto, había recurrido la  resolución que, el 19 de julio de 2006, firmó la por entonces consejera de Obras Públicas y Transportes, Concepción Gutiérrez del  Castillo, para aprobar definitivamente el nuevo PGOU de Sevilla,  instrumento de planeamiento que calificaba un espacio de 3.915 metros  cuadrados de los jardines del Prado de San Sebastián como  "equipamiento educativo".

 La sentencia del Alto tribunal andaluz derivada de este recurso,  al igual que en la sentencia inicial del recurso de la comunidad de  propietarios del número nueve de la calle Diego de Riaño, anulaba las  "determinaciones" del planeamiento urbano correspondientes a la  calificación del frente oriental de los jardines del Prado de San  Sebastián como equipamiento de uso educativo. Por ende, quedaba  anulada de nuevo "la determinación de la construcción" de la nueva  biblioteca central de la Universidad de Sevilla en tales terrenos.

LA CASACION "CARECE DE OBJETO"

Pues bien, ante los recursos de casación del Ayuntamiento, la  Universidad y la Administración andaluza contra esta sentencia del  TSJA fechada el 25 de junio, la sección quinta de la sala de lo  Contencioso Administrativo del TS recuerda que respecto al mismo  conflicto, "se dictó sentencia en el recurso de casación 4045/2009,  declarando que no había lugar al recurso". "Esta decisión es la razón  por la que la presente casación carece de objeto, pues no tiene  sentido volver a examinar los motivos esgrimidos respecto a unas  determinaciones declaradas ya nulas por decisión judicial y que han  devenido firmes, en virtud de la sentencia de 13 de junio de 2011",  señala en el fallo del TS.

A tal efecto, esta sentencia del Tribunal Supremo resuelve que "no  ha lugar" a estos recursos de casación, pero no impone costas  algunas, un pronunciamiento que se repite en otro nuevo fallo del TS  fechado el 21 de junio, recogido por Europa Press y que tampoco  admite los recursos de casación del Ayuntamiento, la Universidad y la  Junta de Andalucía contra una sentencia del TSJA fechada el 16 de  julio de 2009. Esta sentencia del Alto tribunal andaluz respondía a  un recurso de la comunidad de propietarios del número 10 de la calle  Infanta Luisa de Orleans contra los aspectos del planeamiento urbano  Sevilla relativos a la construcción de la nueva biblioteca central  universitaria en el citado parque y, al igual que la resolución  inicial del recurso de los vecinos del número nueve de la calle Diego  de Riaño, anulaba tanto tales determinaciones del PGOU como la  construcción de la citada infraestructura educativa.

  • 1