Local

El TSJA expresa su "rechazo" a las declaraciones "políticas" que cuestionan la "imparcialidad" de la juez del caso ERE

Griñán acusó a los populares en el último pleno del Parlamento  andaluz de "manipular" y "engañar" a la juez.

el 20 dic 2011 / 14:58 h.

TAGS:

El pleno de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia  de Andalucía (TSJA), reunido el lunes de esta semana, acordó por  unanimidad manifestar "su preocupación y rechazo por las  manifestaciones de responsables políticos, recogidas en distintos  medios de comunicación, donde se pone en entredicho la imparcialidad  en el trabajo jurisdiccional de la magistrada Mercedes Alaya", en  referencia a la juez que indaga una presunta trama de prejubilaciones  ilegales descubierta en numerosos expedientes de regulación de empleo  (ERE) financiados con cargo a la partida presupuestaria 31L de los  fondos autonómicos, así como el uso de dichos fondos.

Mediante un comunicado, el pleno de la Sala de Gobierno del TSJA  ha señalado su "preocupación y rechazo" ante estas "manifestaciones  de responsables políticos" y ha recordado que "la discrepancia con  las resoluciones judiciales se ha de expresar a través de los cauces  procesales legalmente previstos", asumiendo además que "la crítica de  tales resoluciones no solo es admisible, sino natural y necesaria en  un Estado de Derecho".

LAS ALUSIONES DE GRIÑAN EN EL PARLAMENTO Y LA POLEMICA DE GUERRA

Este comunicado de la Sala de Gobierno del TSJA surge después de  que la semana pasada, en el marco de una sesión del Parlamento  andaluz, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán,  acusase a los populares de "manipular" y "engañar" a la juez Mercedes  Alaya. Durante su 'cara a cara' con el presidente del PP andaluz,  Javier Arenas, en la sesión de control al Ejecutivo autonómico,  Griñán defendió que de la lectura de los autos emitidos por la juez  Alaya en dicha causa se desprende que el Partido Popular "la engaña"  y "juega" con ella.

Cabe recordar al respecto que durante la campaña electoral de los  últimos comicios generales, el Consejo General del Poder Judicial  (CGPJ) ya emitió un comunicado amparando a la juez Mercedes Alaya,  titular del Juzgado de Instrucción número seis de Sevilla, y  censurando las declaraciones en las que el histórico dirigente  socialista y de nuevo diputado nacional por Sevilla Alfonso Guerra  avisaba de una "fuerte" relación personal entre la juez y el alcalde  de Sevilla, el popular Juan Ignacio Zoido.  

Y es que la juez Alaya, además, investiga las supuestas  irregularidades perpetradas en la sociedad mixta Mercasevilla,  participada mayoritariamente por el Consistorio hispalense, cuando  los ya exmilitantes socialistas Fernando Mellet y Daniel Ponce  estaban al frente de su gestión.

  • 1