Local

El TSJA niega que pegar al jefe sea causa de despido

Los jueces consideran que la conducta del empleado de una inmobiliaria granadina no es tan grave como para que lo despidan.

el 16 mar 2010 / 20:42 h.

TAGS:

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) considera despido improcedente el que una inmobiliaria granadina cometió con uno de sus trabajadores que, al intuir que iban a prescindir de él, insultó, agredió, empujó a su jefe y le lanzó patadas de karate al aire para amedrentarlo. La sentencia del TSJA confirma un fallo anterior del juzgado de lo Social 4 de Granada.


Los magistrados consideran que la conducta del empleado, que era director general de negocio en la empresa, "no reviste la gravedad exigible para constituir causa de despido", porque de hecho "hay que conectar las expresiones que utilizó con la situación y contexto en los que se encontraba en ese momento", dice el fallo. Fue el pasado 3 de julio de 2007, alrededor de las 11.00 horas, cuando el trabajador, "intuyendo el contenido del documento" que entonces le iba a ser entregado (la carta de despido alegando su disminución del rendimiento) mantuvo un enfrentamiento con su jefe "elevando la voz" y "visiblemente alterado", empujándole y encarándose con él dirigiéndole palabras como "cobarde", "sinvergüenza", según publicó ayer el diario Expansión.


El empleado empujó a su jefe con la frente y éste, al retroceder, tropezó y se cayó sobre un cristal, aunque no resultó lesionado. Los compañeros intentaron contenerle mientras éste lanzaba patadas al aire. La empresa remitió por burofax al empleado la carta de despido, en la que rompió la relación laboral por una falta muy grave, teniendo en cuenta además que entonces el despedido ostentaba un cargo de confianza.

  • 1