Local

El TSJA ratifica que Banderas debe derribar parte de su casa de Marbella

El actor Antonio Banderas tendrá que derribar una parte de su chalé ubicado en una lujosa urbanización de Marbella. El TSJA rechazó un recurso presentado por la defensa del malagueño en el que solicitaba la nulidad de la sentencia dictada en abril de 2003.

el 14 sep 2009 / 23:09 h.

TAGS:

El actor Antonio Banderas tendrá que derribar una parte de su chalé ubicado en una lujosa urbanización de Marbella. El TSJA rechazó un recurso presentado por la defensa del malagueño en el que solicitaba la nulidad de la sentencia dictada en abril de 2003.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía es contundente con la actitud "pasiva y negligente" de Banderas al no comparecer en el proceso. El TSJA rechaza declarar nula la sentencia de esta sala del 30 de abril de 2003, ya que la denuncia de indefensión presentada por el actor se debe "a la pasividad del propio recurrente". La alcaldesa marbellí, Ángeles Muñoz, adelantó que pedirá al Alto Tribunal el aplazamiento de la ejecución de esta resolución hasta que se apruebe el PGOU.

Según añade la Sala, el también director y productor de cine ha optado por quedarse al margen del procedimiento "motivado quizás por el erróneo asesoramiento de que la comunidad de propietarios no iba a ser capaz de llevar hasta sus últimas consecuencias legales" por la popularidad y notoriedad social del titular de la vivienda. Por lo tanto, para el Alto Tribunal, la ignorancia que se alega no es explicable, ya que "el actor estuvo informado durante todo el tiempo que duró el contencioso", lo que se suma a la "actitud litigiosa" del colectivo de vecinos.

Además, manifiesta que el caso "fue objeto de la prensa internacional" al ser la casa del artista "una de las emblemáticas y lujosas de la Costa del Sol". Por todo ello, el TSJA entiende probado que Banderas tenía constancia de las acciones entabladas a través de las convocatorias de Juntas Generales y tras remitirle la comunidad a su letrado un informe detallado de la situación urbanística de la parcela.

Licencia de Gil. En abril de 2003, el tribunal andaluz dictó una sentencia contra el actor malagueño. Mediante ésta, ordenó el derribo de un ala de su casa ubicada en la urbanización marbellí de Los Monteros por considerar nula la licencia de construcción otorgada en 1995 por el ayuntamiento de la ciudad, gobernado entonces por Jesús Gil. Ahora a Banderas, que compró el chalé La Gaviota entre 1996 y 1997, sólo le cabe la presentación de un nuevo recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

El Ayuntamiento de Marbella se posicionó ayer a favor del actor. Su alcaldesa anunció que los servicios jurídicos municipales están estudiando ya los mecanismos legales para aplazar la ejecución de la sentencia mientras que se tramita la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana de la localidad. Para Muñoz, "esta vivienda se encuentra en la misma situación que muchas otras" y dijo que habrá que estudiar con detenimiento la mejor solución posible. La regidora concluyó que no hace "distinciones porque el domicilio sea de uno o de otro".

Hay que resaltar que el TSJA ha sentado precedente en este sentido. La pasada semana trascendía que el alto tribunal recomendó el aplazamiento de al menos dos demoliciones de construcciones ilegales en la localidad malagueña hasta la obtención del plan general. Con esta decisión dio una tregua a unas mil viviendas afectadas por sentencias que declaraban nulas sus licencias de obras. Ahora el panorama legal ha cambiado.

  • 1