Local

El TSJA rechaza la suspensión urgente del Plan Centro

La sala admite a trámite la querella de Zoido

el 01 dic 2010 / 15:13 h.

TAGS:

La denuncia con la que el PP pretende frenar el plan de restricciones a la circulación de vehículos por el casco histórico ha sido admitida a trámite y será analizada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

 Pese a esto, los populares no han conseguido de momento una medida cautelar que en su propia denuncia consideran esencial: la suspensión del proyecto antes de su inicio. La sala de lo contencioso-administrativo número 3 considera en una providencia fechada el pasado 29 de noviembre que no se aprecian motivos suficientes para la "urgencia" de adoptar esa medida sin escuchar antes a las partes. Todo quedará así pendiente de un trámite de audiencia que se concederá tanto al Ayuntamiento como al denunciante y que se prolongará durante diez días. Aunque realmente el plan de tráfico ya está en vigor, será a partir del 17 de diciembre cuando se empiecen a sancionar las conductas irregulares que sean detectadas con las cámaras.

En su denuncia, presentada el pasado 24 de noviembre -justo dos meses después del acuerdo plenario que se recurre y pasado un mes y medio de la resolución de Alcaldía por la que se regulan las restricciones-, el PP considera imprescindible actuar de forma urgente y adoptar una medida excepcional de suspensión del proyecto. "La ejecución del acto recurrido -recoge el escrito- podría hacer perder la finalidad al recurso y está en riesgo la efectividad de la sentencia. Las consecuencias de la ejecución son irreversibles porque no se podrá proceder por parte del Ayuntamiento a restituir el daño causado a quien se impidió circular por tan extenso territorio".

Pese a que el plan ya está formalmente en vigor, aunque no se aplique la limitación de los 45 minutos para los vehículos no autorizados, el PP usa el argumento de la urgencia para pedir una suspensión cautelar extraordinaria que no se concede. Sí se abren las puertas, sin embargo, a que esta medida se adopte transcurrido un periodo de análisis o a que se invalide la norma con base en los razonamientos jurídicos del grupo de la oposición.

El PP considera que las restricciones al tráfico en el Centro, que se aplican en otras capitales como Granada y Málaga -gobernadas por el PP-, pueden son inconstitucionales al atentar contra los derechos de igualdad, libertad de residencia y libre circulación. Y aluden para justificar estas acusaciones a los problemas que se generan a los residentes en el Centro que no estén empadronados; para los titulares de plazas de garaje que no tengan actualizado el pago del Impuesto sobre los Vehículos de Tracción Mecánica o para los usuarios de coches de alquiler que no puedan aparcar y circular con libertad por el casco histórico.

Además, los populares determinan en su denuncia una batería de irregularidades en el procedimiento del Ayuntamiento, ya que la regulación del sistema de movilidad del Centro se incluyó en una resolución de Alcaldía que no pasó por el Pleno del Ayuntamiento. El acuerdo adoptado en sesión plenaria sólo fija las líneas generales. El PP incide, además, en que no se justifican los motivos de la medida y que el Consistorio sobrepasa sus competencias.

«Es imprescindible el transporte privado»

La denuncia del PP tiene como punto de partida un peculiar planteamiento sobre la movilidad en el casco histórico: “Es imprescindible el uso del transporte privado e impedirlo en la proporción de las normas impugnadas puede ocasionar perjuicios irreparables”. Se basan los populares en un diagnóstico de la situación de la movilidad en la ciudad en el que omiten los aparcamientos rotatorios del entorno del Centro y del interior –incluyendo la zona azul del Arenal–, así como otros medios de transporte autorizados para circular por el Centro de la ciudad como las bicicletas, las motos y los coches eléctricos o incluso la movilidad a pie, que no se baraja como opción.

Según el texto de la denuncia, “el Metro no existe en este distrito” –obviando así la estación de la Puerta de Jerez de la línea 1– y “los autobuses sólo hacen paradas en Ponce de León y en el Prado, lo que excluye estaciones de Tussam como el Duque, Puerta de Jerez, Plaza de Armas o la Magdalena, entre otras–”. Además, considera el servicio de taxis de la ciudad como prácticamente un lujo, “muy costoso para un uso cotidiano”. 

  • 1