Local

El TSJA retira a los enfermeros la potestad de firmar recetas

Los jueces paralizan el decreto andaluz para prescribir ciertos fármacos por "vicios de ilegalidad".

el 24 nov 2009 / 20:00 h.

TAGS:

Unas enfermeras realizan las pruebas de la alergia a un paciente.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha retirado a los enfermeros la potestad de prescribir ciertos fármacos, algo que venían haciendo desde el 16 de septiembre en virtud de un decreto dictado por la Consejería de Salud.

Los jueces han paralizado la normativa de forma cautelar, atendiendo a una denuncia del Consejo General de Colegios de Médicos de España. Los facultativos criticaron el intrusismo profesional del decreto y alertaron del riesgo para la salud pública que comportaba el traspaso de competencias "a personal no cualificado".

Pero la Sala Tercera de lo Contencioso no ha entrado en el fondo del asunto. El tribunal ha tumbado la norma porque "son tantos los alegatos de vicios de ilegalidad, seis, que no parece desproporcionado apreciar la medida cautelar".

El auto, al que ha tenido acceso Europa Press, sostiene que "no ha quedado acreditado que exista un interés público que exija la inmediata ejecución de la nueva ordenación de la gestión asistencial", como argumentaba la Junta. Previsiblemente, Salud recurrirá el auto, aunque ayer prefirió esperar a que el tribunal se lo notificara oficialmente. De todas formas, el TSJA ha anticipado que la apelación del Gobierno andaluz no servirá para que se levante la suspensión cautelar del decreto a corto plazo.

La Junta decidió autorizar, por decreto, que los 25.000 enfermeros andaluces pudieran recetar a los pacientes el uso de 96 medicamentos seleccionados -comercializados en 400 presentaciones distintas-, entre los que se encontraban antiácidos, laxantes, fármacos para el dolor y la fiebre, antiinflamatorios, vitaminas o antihistamínicos.

Ninguno necesitaba prescripción médica en las farmacias. También se les daba poder para indicar vendas, gasas, apósitos o pañales para la incontinencia urinaria. La Ley de Dependencia y la futura Ley de muerte digna (aún en trámite parlamentario) influyeron, de alguna manera, en esta decisión, dado el papel primordial que adquirían los enfermeros en el cuidado de las personas de mayor vulnerabilidad. Además, el protocolo de prevención contra la gripe A de la consejería amplió la potestad de las enfermeras del servicio telefónico Salud Responde, que desde finales de septiembre empezaron también a recetar, por vía electrónica, productos antigripales, como ibuprofeno o paracetamol.

El Consejo General de Médicos aplaudió ayer la suspensión del decreto, y volvió a acusar a la Junta de haber invadido competencias "cuya ordenación corresponde en exclusiva al Estado". Los consejos andaluz y general de Colegios de Enfermería barajan ya presentar alegaciones a la suspensión cautelar. El presidente de la institución, Florentino Pérez Raya, avanzó que se reunirán hoy de urgencia para analizar si presentan alegaciones.

  • 1