Local

EL TSJA zanja la intención de Zoido de frenar el Plan Centro

El portavoz popular recuerda que aún queda por resolver el fondo del asunto.

el 29 dic 2010 / 11:56 h.

TAGS:

El plan que restringe el acceso del tráfico privado al Centro no será derogado por ahora después de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJA) haya rechazado su paralización cautelar como solicitó el PP en un recurso contra la Ordenanza de Ciclistas y Peatones donde se recoge esta medida. Los magistrados creen que la medida cautelar no es necesaria, al margen de la decisión que tome al respecto una vez que el asunto se estudie a fondo.

El candidato a la Alcaldía y portavoz del PP, Juan Ignacio Zoido, insistió precisamente ayer en esta idea. “El TSJA tiene la misión de resolver todo el fondo del asunto en los próximos meses”, señaló Zoido, para quien la decisión de rechazar la suspensión cautelar “no significa absolutamente nada”. En un auto al que ha tenido acceso este periódico, fechado el 23 de diciembre, la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Ato Tribunal considera “de modo especial, el carácter general y la trascendencia de la actuación recurrida”, por lo que concluye que “no procede acceder a la medida cautelar interesada”.

El recurso de los populares fue presentado a finales de noviembre, a sólo 15 días de la entrada en vigor del plan, y solicitaron su paralización cautelar por los “perjuicios irreparables” que el cierre del Centro podría causa a los ciudadanos, un criterio que no comparte el TSJA. El escrito del PP se basa en la defensa de “la igualdad, libertad de residencia, la libre circulación por el territorio, la libre entrada y salida de vehículos por un extenso territorio de la ciudad, el derecho de acceso al puesto de trabajo y el derecho de propiedad” para pedir la derogación de la ordenanza municipal.

Según los populares, el plan “supone una utilización arbitraria de las potestades administrativas de tráfico” y “un abuso de derecho o un uso antisocial”, por lo que “al haberse producido por órgano incompetente y fuera del procedimiento legalmente establecido, además de no constar publicado en el BOP, debe ser considerado nulo de pleno derecho”.

El control del acceso al Centro ya estaba recogido en el PGOU. Desde el principio, Zoido se opuso al mismo, solicitando la erradicación de varios puntos de la ordenanza y de la resolución sobre el Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo en la fase de alegaciones en septiembre. Ya entonces anunció que, de no ser así, su partido estudiaría llevar ambas normas ante la Justicia, como ya ha hecho.

Es más: también aseguró que si es elegido alcalde derogará el plan, una idea sobre la que volvió a insistir el martes en una reunión con los comerciantes, quienes también están en contra del plan porque aseguran que ha hecho que sus ventas bajen. Tras la reunión Zoido volvió a pedir que tras la Navidad el Ayuntamiento deje sin efecto el plan.

Ayer, el portavoz popular pidió “celeridad” para conocer la resolución del TSJA sobre “el fondo del asunto, para que no haya más personas perjudicadas”. “Son muchos los sevillanos que no han podido obtener los permisos oportunos pese a reunir las características y requisitos necesarios”, insistió.

Los mensajes catastrofistas y la afluencia de público

El delegado de Movilidad, Francisco Fernández, negó ayer que el cierre del Centro esté afectando a las ventas de los comerciantes, como han denunciaron. “Basta con pasear para comprobar la afluencia de público. Las que compran son las personas, no los vehículos”, señaló.

Fernández también pidió al PP y a los comerciantes que “abandonen los mensajes catastrofistas” porque a su juicio son los que harán que el “público se confunda” y acabe por no acudir al casco histórico. “El Centro está más abierto que nunca”, dijo, ya que a su juicio “se está humanizando” tanto para los residentes, como para el resto de ciudadanos. “Esto es lo que Zoido se quiere cargar”.

Por su parte, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, insistió en que Sevilla es la “penúltima ciudad” en proteger su casco histórico, pues en otras ciudades, “en las que también merece la pena preservarlo”, se usan sistemas similares. De hecho, hizo referencia a ciudades como Madrid y Granada, “que están gobernadas por el partido del señor Zoido”.

  • 1