Economía

El turismo extranjero retrocede en España al nivel de 2003

El país perdió el año pasado cinco millones de visitantes, hasta recibir un total de 52 millones, un 8,7% menos que el año anterior.

el 13 ene 2010 / 10:16 h.

Las playas son uno de los principales reclamos.

Tras marcar en 2007 una cifra récord de turistas extranjeros, con cerca de 60 millones, España sumó en 2009 su segundo ejercicio consecutivo con pérdida de visitantes internacionales, al recibir el año pasado 52 millones de turistas foráneos, cinco millones menos que los que llegaron en 2008 (cuando se perdieron otros dos millones), lo que hace retroceder la cifra a niveles de 2003.

A pesar de esta reducción y de la recesión económica mundial, el resultado de 2009 representa, junto con 2003, el sexto mejor año turístico por llegadas y el tercero en cuanto a los ingresos por turismo, según los datos aportados ayer por el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida.

No obstante, el gasto total realizado por los turistas extranjeros en España cayó menos que el número de llegadas -el 6,8% frente al 8,7%-, y sumó 48.000 millones, debido a que quienes nos visitaron gastaron el 2,1% más, hasta los 920 euros por persona.

Mesquida destacó que este deterioro no es un caso aislado, ya que se trata de una situación generalizada en el turismo mundial que, según las previsiones de la Organización Mundial del Turismo (OMT), finalizó el año con una caída de turistas del 5%.

Matizó que el resultado del 2009 no impedirá a España seguir siendo el primer destino vacacional del mundo, favorito de Europa, y, probablemente, el tercero por llegadas de turistas extranjeros, entre dos gigantes como son EEUU y China.

Asimismo, resaltó que pese que las previsiones reflejaban un descenso superior al 10% en 2009, la paulatina desaceleración en el ritmo de caída ha permitido amortiguar el retroceso, y achacó el menor volumen de turistas extranjeros a la evolución de las economías de los principales mercados emisores.

Dado que las previsiones del PIB de Alemania y Francia apuntan a un crecimiento por encima del 1%, Mesquida prevé que 2010 sea "algo mejor", aunque se mostró preocupado por el deterioro del empleo registrado en estos países.

En España, a pesar de que el sector turístico perdió el 2,1% de afiliados a la Seguridad Social, la tasa de paro está cinco puntos por debajo de la media nacional -el 12,9% frente al 17,9%-, y ocupa a 2,25 millones de personas.

El grado de satisfacción de los turistas permite ser optimista, ya que el 85% de los que llegaron a España en 2009 ya habían estado en el país en alguna otra ocasión y el 41% de éstos lo había hecho en más de diez ocasiones.

Por el contrario, el turismo nacional, con 174 millones de viajes (el 3,3% más que en 2008), registró un nuevo récord histórico.

En su balance, el secretario de Estado de Turismo también se refirió a la crisis de Air Comet que, reconoció, "no da una buena imagen" de España en el exterior. Aunque lamentó que no haya sido la primera vez que ocurre algo así -ya pasó con Air Madrid-, se mostró convencido de que el mercado reorientará la situación.

  • 1