Local

El turismo repunta en Semana Santa por primera vez en tres años

A falta de las reservas de última hora, los hoteleros prevén superar el 92% de ocupación, un 9% más que en 2010

el 16 abr 2011 / 18:23 h.

TAGS:

Las playas siguen siendo el principal reclamo de los turistas esta Semana Santa.

La Semana Santa supone el principal termómetro de los empresarios turísticos para medir cómo se presenta el año para el sector y, tras tres años de decrecimiento, los hosteleros tienen grandes expectativas de que 2011 suponga "por fin el repunte para alcanzar las cotas anteriores" a la crisis. A falta de las reservas de última hora, que cada vez son más porque desde hace unos años la gente apura al máximo a la espera de las ofertas de remate final, los hoteleros andaluces prevén alcanzar un grado de ocupación de entre 90 y el 92%, un 9% más que el año pasado.

Son las primeras vacaciones del año en las que Andalucía se convierte en el principal destino de los españoles que deciden salir de viaje atraídos por el "reclamo turístico" de las procesiones de sus ciudades y también de muchos extranjeros ávidos de sol y playa que este año han cambiado destinos muy competitivos como Túnez o Egipto por la costa andaluza ante la inestabilidad política en esos países tras las revueltas de principios de año.

"El turismo nacional no ha bajado y además ha crecido el internacional, sobre todo de alemanes e ingleses, porque las revueltas árabes nos han beneficiado como destino frente a países árabes del Mediterráneo que eran grandes competidores", explica el presidente de la Federación Andaluza de Hostelería, José Manuel Ledesma. No obstante, el presidente de la Federación Andaluza de Agencias de Viaje, Antonio Távora, subraya que el gran beneficiado ha sido Canarias, si bien también se muestra "optimista" con las previsiones de Semana Santa sabiendo que "la gente acude muy a última hora" y "tras la cuesta de enero más larga". Pese a estas quejas del sector sobre el mal comienzo del año, el consejero de Turismo, Luciano Alonso, informó esta semana en el Parlamento de que en los dos primeros meses el repunte de viajeros fue del 6%, en las pernoctaciones del 4,2%, el gasto medio de los visitantes extranjeros aumentó un 2,2% (1.083 euros de media).

Aunque el sol y las altas temperaturas de las últimas semanas hacen especialmente apetecible la playa, las ciudades cuya Semana Santa tiene fama como Sevilla, Málaga o Córdoba y el turismo monumental de interior de Úbeda o Baeza sigue siendo el rey de estas vacaciones. "Es un reclamo turístico consolidado y tiene sus fieles", señala Ledesma.
Así, es en este turismo de ciudad monumental y cofrade donde el grado de ocupación está ya al 80%. En los destinos de sol y playa la cifra está en el 70% y en el turismo de naturaleza, donde los "productos estrella" son el parque jienense de Cazorla y las sierras de Grazalema (Cádiz) y la Axarquía malagueña, la ocupación es del 60%. El turismo de naturaleza es casi exclusivo en estas fechas de los viajeros nacionales, en las ciudades cofrades dominan los españoles pero también foráneos que, sin embargo, siguen prefiriendo las playas.

La estancia media en estas vacaciones es de 3,7 días, ya que lunes, martes y miércoles -y en algunas comunidades también el jueves- son laborables. En cuanto al gasto medio, Ledesma sí prevé que siga por debajo de años anteriores porque "los nacionales gastan más que los extranjeros, el español cuando sale gasta, si no se queda en su casa, pero la gente sigue mal y el consumo se contrae" pese a que "los precios siguen muy a la baja". "Nunca se ha viajado tan barato como ahora, hay ofertas increíbles", insiste Távora.
No obstante, el factor competitivo de Andalucía ya no es el precio. "Andalucía ya no es un destino barato ni exótico. Nuestra apuesta es la calidad", subraya Ledesma, quien destaca que en los últimos dos años la planta hotelera ha emprendido importantes reformas y muchos establecimientos de tres estrellas han subido a categoría de cuatro, la más elegida.
empleo. Con el paro como principal preocupación de los andaluces, la gran pregunta es si este repunte del turismo se traducirá en creación de empleo. Los sindicatos denuncian que pese a que muchos hoteles están con las reservas completas, aún no han llamado al cupo de trabajadores fijos discontinuos, que cada año se emplean en el sector sino que "hay contratos estacionales", denuncia el responsable del sector en la Federación de Comercio y Turismo de UGT, Rafael Navas.

Sin embargo, Ledesma afirma que en Semana Santa las plantillas se refuerzan un 35% de media y muchas ya se quedan con el mismo personal hasta el final del verano.
El hecho de que la Semana Santa haya caído más tarde favorece la permanencia de los trabajadores, especialmente en los locales de playa, según el presidente de la Federación de Empresarios de Playa, Norberto del Castillo. Este sector aglutina a 2.000 negocios, entre chiringuitos (900), alquiler de hamacas o motos acuáticas y lanchas recreativas, y empleo a unas 40.000 personas en el techo del verano. "Cuando cae en marzo, se contrata a la gente solo para Semana Santa pero ahora es fácil que se mantengan porque ya casi todos los negocios llevan semanas abiertos y se mantendrán", explica. Del Castillo afirma que si antes la mayoría de los contraros eran por seis meses, ahora el 50% son de entre nueve y doce.

  • 1