Local

El turismo resiste pese a un ligero descenso de viajeros en julio

La ocupación hotelera el mes pasado cayó tres puntos respecto al mismo periodo de 2011.

el 23 ago 2012 / 20:45 h.

TAGS:

La marca turística de Sevilla resiste aunque empieza a sentir la crisis. El mes de julio registró un leve descenso en cuanto al número de visitantes que eligió algún destino de la provincia para pasar sus vacaciones. Con respecto al mismo mes del año pasado, dejaron de venir 7.909 viajeros, un 4,2% menos, y la ocupación hotelera se situó en el 38,7% frente al 41,3% de julio de 2011. Pero el balance de los siete primeros meses del año arroja cifras similares a 2011.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) , Sevilla recibió en julio 178.176 viajeros frente a los 186.085 del año pasado. La caída no ha sido tan brusca gracias al turismo nacional (en torno a 85.800 visitantes) que se ha mantenido frente al internacional que ha ido en descenso, de 100.241 en 2011 a 92.371.

La mayoría de los visitantes que han apostado por darse una vuelta por Sevilla en pleno verano, en temporada baja, procedían de Andalucía (44,85%), seguidos de Madrid (17,48%) y Cataluña (10,20%). Las cifras no han variado con respecto al mismo mes del año pasado: 46,10% de andaluces, seguido de los madrileños (17,18%) y los catalanes (9,33).

También bajaron en julio las pernoctaciones y la estancia media de los turistas. Se contabilizaron 11.850 alojamientos menos en establecimientos hoteleros de Sevilla. Así, mientras que en 2011 se produjeron 331.653, este año la cantidad se ha reducido a 319.803. Nuevamente el declive viene protagonizado por los visitantes extranjeros. En este sentido, el sector interpreta la caída del nivel de ocupación por la implantación de "otras alternativas" para pasar la noche en estos tiempos de crisis. Aquí entran en juego "el alquiler de una habitación o un camping", donde el desembolso del alojamiento durante un viaje puede suponer un alivio para el bolsillo. La estancia media también se resiente levemente al pasar de 1,78 a 1,79 en julio de este año.

Sin embargo, el turismo mantiene el pulso en los primeros siete meses. De enero a julio el número de visitantes prácticamente se ha mantenido con respecto a 2011, en torno a 1,4 millones. Si bien el ritmo ha sido desigual cada mes, pues en enero (0,3%) y febrero (4,9%) creció ligeramente, así como en abril (7,5 %) y mayo (2,5%), coincidiendo con Semana Santa y Feria, donde se producen muchos desplazamientos, sobre todo a nivel nacional.

Una tendencia que se rompió en junio. Aquí empezaron a disminuir el número de visitantes, pasando de 224.962 a 205.222. Ahora nuevamente se repite el esquema en julio. Eso sí, en estos primeros siete meses las pernoctaciones han logrado sortear los envites de la crisis e incluso han crecido un 0,6% (2,6 millones).

Sin embargo, esta nueva bajada del turismo en julio está dentro de las previsiones de los empresarios del sector, que creen que obedece "exclusivamente a la crisis" económica. Defienden que la ciudad sigue teniendo "el atractivo de siempre, e incluso más, "con una oferta multiplicada". Según explicó ayer el presidente de la asociación de Agencias de Viaje de Sevilla, José Miguel Nicolás, pese a que la corriente generalizada está siendo a la baja, hay que reconocer que "julio y agosto nunca han sido meses brillantes", y que una caída así está "más que justificada por el calor y la crisis". Nicolás es optimista y pone sus esperanzas en septiembre, cuando espera "un repunte" con los congresos programados y el reinicio de la actividad empresarial que durante el curso se concentra en Sevilla.

  • 1